Los monstruos comestibles de Zim&Zou

La palabra ‘alucinante’ se queda corta para describir el trabajo que Zim&Zou ha realizado para EXPO Milano 2015. Bajo el lema Feeding the planet, Energy for life (Alimentando el planeta, energía para la vida), el dúo francés formado por Lucie Thomas y Thibault Zimmermann recibió el encargo de realizar en papel diferentes instalaciones para los escaparates que circundan la Piazza Duomo. El resultado es un enorme parque temático de monstruos comestibles que tiene como objetivo sensibilizar a la población de una manera sorprendente y creativa sobre los excesos de la industria alimentaria.

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

De 1 al 10 mayo 2015, el entorno de la Piazza Duomo de Milán se ha visto invadido de girasoles carnívoros, peces mutantes, mazorcas de maíz modificadas genéticamente. Se trata de ‘monstruos comestibles’ realizados en papel y que en manos de Zim&Zou han cobrado vida para enfatizar cómo el uso de productos químicos y métodos agrícolas agresivos son perjudiciales para nuestra salud. El estilo adoptado por los maestros franceses del papercut es una metáfora caricaturesca, en la que utilizando la ironía y el humor, nos acercan de una manera original y atractiva a uno de los principales temas de la EXPO Milano 2015.

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou
«¡Los monstruos se acercan!», explican con ironía. Algo que se comprende al ver el universo descabellado que han creado: una planta mutante que está devorando una abeja –insecto que es crucial para su polinización y reproducción–, una mazorca gigante con ojos, un conejo rosa fruto de la manipulación genética o unas gallinas que en lugar de una granja viven en un pequeño habitáculo en el que están conectadas a un televisor…

Todo esto representa un acto monstruoso de la autodefensa; cómo los pesticidas hacen a las plantas inmunes a los ataques de insectos, sino que también los exponen a su extinción al impedir que la naturaleza siga su ciclo.

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

El proyecto es también un alegato al uso de los medicamentos. «¡Medicamentos sí, pero sin exagerar!», dicen. Como muestra encontramos un pez decididamente extraño, con alrededor de diez ojos y demasiadas aletas, se alimenta de las píldoras extra grandes que se hunden lentamente hasta el fondo de un estanque.

Una metáfora visual para decir que el uso excesivo de drogas, en lugar de ser beneficioso para la salud, puede desarrollar resistencia a los antibióticos y causa malformaciones.

www.zimandzou.fr

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

Los monstruos comestibles de Zim&Zou

 

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

 

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou

Los maravillosos monstruos en papercut de ZimZou