Mikko: «Mi estilo es limpio y narrativo»

Mikko vive en Valencia, donde trabaja como ilustrador freelance, pero firma su obra con nombre finlandés. Su obra está impregnada de personajes melancólicos, absortos en sus pensamientos, en los que se refleja esa etapa de sentimientos oscilantes que es la adolescencia. Mikko ha producido obra para prensa, publicidad, teatro, merchandising, papelería y cómics entre otros. La inmediatez del dibujo manual y la limpieza de los medios digitales son algunos de los rasgos de su trabajo. Su objetivo, contar algo y conectar con el espectador. Hoy nos habla de todo esto y mucho más en el Fotomatón.

Mikko - ilustración retrato

Nombre completo: Miguel Echeverría.

Fecha y lugar de nacimiento: Nací en Valencia el 6 de octubre, aunque en el DNI y documentos oficiales figura como 9 de octubre, por lo que durante 3 días oficialmente no existí. ¡Acepto regalos ambos días!

De pequeño querías ser… Indiana Jones.

¿Desde cuándo firmas como Mikko? ¿Motivo de esa elección? Elegí Mikko porque es Miguel en finlandés. Me gusta cómo suena y creo que es fácil de recordar. Empecé a usarlo hace 3 o 4 años y me acostumbré pronto a él, he conocido desde entonces a personas que han pasado de ser contactos de trabajo a amigos y aún así renuncian a llamarme Miguel.

El cómic/tebeo que jamás te cansas de leer… Dos historias cortas de Daniel Clowes llamadas Traje azul italiano de mierda y Como un tallo de hierba, Joe.

Un ilustrador/dibujante a reivindicar. ¿Por qué? Una pareja de ilustradores, Colin y Jacqui Hawkins. Escribieron e ilustraron un montón de libros infantiles en los 80 con un estilo muy personal y hoy en día apenas puedes encontrar nada suyo en internet. Fueron las primeras ilustraciones que me llamaron la atención y creo que han sido una gran influencia en mi trabajo.

Mikko, ilustración sharing

Sharing.

Actualmente trabajas como ilustrador freelance. ¿Cómo llevas eso de ser ‘tu propio jefe’? No está nada mal. Aunque aparte de ser mi propio jefe tengo que ser mi gestor, mi agente y mi community manager, y eso no lo disfruto tanto.

Lo más duro del día a día como profesional… Días y días delante del ordenador.

Y lo más reconfortante… El resultado. Ver una ilustración terminada y poder decir: “Esto es tal cual lo había imaginado”.

Dibujar es… Olvidarte de todo lo demás.

¿Cómo definirías tu estilo? Limpio y narrativo.

Mikko ilustración Iam not as young as I used to be

En tus ilustraciones predominan teenagers o chavales absortos en su propio mundo… ¿Algún motivo por esta fijación o recurrir a este tema? Creo que la adolescencia es una época en la que vives las cosas de una forma muy intensa. No hay términos medios y en un mismo día puedes pasar de vivir un drama absoluto a un estallido de emoción y alegría. A medida que te haces mayor tienes la sensación de estar por encima de algunas reacciones y pierdes esa capacidad de emoción, velocidad y pasión. Es algo que quiero plasmar antes de olvidarlo por completo.

De todas formas, creo que a medida que pasan los años mis personajes se van haciendo mayores conmigo, y aunque mi obra tiene un componente clave de nostalgia también necesito comunicar el estado en el que me encuentro en cada momento.

Un proyecto por el que sientas especial cariño o que consideras que ha marcado un antes y un después en tu carrera… Lo del antes y el después es difícil, porque cuando un cliente se pone en contacto conmigo y me comenta qué trabajos míos le han llamado la atención varían mucho de uno a otro. Personalmente creo que sería Handsome Devils. No solo estoy contento con el resultado estético, sino porque me gusta la escena que hay representada. Creo que define lo que debía significar ser fan de un grupo en los años 80, mucho antes de internet y de que Twitter permitiese seguir a tus ídolos para saber qué han desayunado hoy.

Mikko ilustración ilustración handsome devils

Handsome Devils.

También considero destacables mis trabajos para teatro. Disfruto con cada nueva obra porque cada una pertenece a un universo propio, incluso si son de la misma compañía, hay un mundo que como ilustrador tienes que reproducir y hacer creíble al espectador. Prácticamente te aprendes el guión, asistes a los ensayos, escuchas sin parar la banda sonora y finalmente resumes la experiencia en un cartel, un programa de mano o a través de la dirección de arte. Me parece un proceso fascinante.

De entre mis trabajos más recientes me siento orgulloso también de las ilustraciones para el disco Los que se pelean se desean de Colorado, la dirección de arte del videoclip de Tórtel En defensa propia y las ilustraciones de un libro de texto todavía por publicar para Santillana.

Mikko, portada del álbum de Colorado

Portada del álbum Los que se pelean se desean, de Colorado.

A la hora de trabajar…
– ¿Prefieres lápiz y papel o eres de los que va directo al ordenador y la tableta gráfica? Lápiz y papel, sin duda. Para colorear encargos casi siempre uso tableta, pero la fase que más disfruto es la del trabajo sobre papel.

– ¿Te consideras ave nocturna o diurna? Diurna, creo que por la mañana después del café estoy más abierto a estímulos y me centro más en lo que hago, además prefiero trabajar con luz natural para tener una referencia real del color.

– ¿Prefieres hacerlo solo o en compañía? Trabajo mejor a solas. Aunque para ciertos encargos, como cuando trabajo de director de arte, sí que agradezco rodearme de un equipo y poder compartir ideas, ver cómo funcionan…

– ¿Piensas que la creatividad llega sin más o hay que trabajarla? Ambas cosas. Creo que puede llegar cuando menos lo esperas, pero es algo que hay que trabajar y saber provocar.

– ¿Necesitas orden absoluto o funcionas mejor en tu propio pequeño caos? Cualquiera que me conozca se reirá ante esta pregunta. Mi espacio de trabajo es un desastre, pero me organizo bien dentro de mi pequeño caos.

– ¿Música a toda tralla o silencio absoluto? Música, aunque a un volumen normal. Escucho lo que me pida el proyecto en el que esté trabajando en ese momento, pero no suelen faltar The Smiths, José González, The Drums, Bonobo y Nick Drake, además de los podcasts de Radio 3.

Mikko, ilustrador
Un cliente te dice ‘no me gusta’. ¿Qué le respondes? 
¡Por suerte aún no me ha pasado! Supongo que lo hablaríamos para ver si ha habido algún tipo de malentendido.

Un ilustrador/dibujante de cómic con quien te gustaría trabajar… Muchos. Jean Jullien, Isidro Ferrer, Roman Muradov

Un número de la pantonera con el que te harías un traje… 646C, por ejemplo –en este momento unas cuantas personas abren Google Imágenes para buscar el color y comprueban decepcionados que es un azul normal y corriente–.

Un libro, una ciudad para vivir y un político… La soledad del corredor de fondo, de Alan Sillitoe. La ciudad, Barcelona. A lo otro me cuesta más responder, pero de momento voy a decir José Mujica.

Échale imaginación y propónle a los políticos algo para mejorar el mundo… Que escuchen a su pueblo.

Tu foto a toda página en la portada de una revista. ¿Qué revista y por qué? Forbes, titular: «Millonarios antes de los 30».

Un ejercicio de cara al futuro. ¿Dónde te ves dentro de 20 años? Trabajando en proyectos que me apasionen. Con un poco de suerte en una casa en el campo y desconectado de la sociedad al estilo de Bill Watterson. Sin teléfono móvil y apagando el ordenador de vez en cuando.

→ www.miguelismikko.com

 Mikko