Matías Delfino: «El logo, ese pequeño pero poderoso embajador visual»

Matías Delfino es funcionario de la sede de Naciones Unidas en NYC, donde desde el año 2000 trabaja en el departamento de diseño gráfico. En el primer número de la revista Gràffica nos habla sobre cómo es ser diseñador en la ONU. A continuación, un pequeño extracto.Matías Delfino: «El logo, ese pequeño pero poderoso embajador visual»

Matías Delfino: «El logo, ese pequeño pero poderoso embajador visual»[…] Para formar parte del equipo de diseño de Naciones Unidas en NY, antes que nada hay que tener sensibilidad social e interés por el prójimo, por la diversidad cultural y el planeta. En cuanto a los pasos necesarios para entrar, lo que yo haría sería chequear cada tanto la página web de la ONU para ver si hay alguna vacante disponible.

Lo más importante no es lo que el diseño social me aporta a mí –que es mucho–, sino lo que puede llegar a provocar a nivel global, en cuanto a generar un cambio de opinión y de acción concreto por parte de la audiencia con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la gente.

El gran desafío de diseñar para una audiencia internacional [193 países] es hacerlo de manera tal que cada persona en cada rincón del mundo interprete el mensaje de la misma manera más allá de la diversidad cultural. Para lograr esto es clave la simplicidad, el uso del color y de las imágenes. Por ejemplo, un mismo color puede connotar diferentes cosas frente a distintas culturas, corriendo el riesgo de no ser efectivo, incluso de herir susceptibilidades y ofender a una cultura […].

La entrevista íntegra en: Gràffica

primer número de la revista Gràffica