Mango cambia de look

La empresa española de moda Mango acaba de presentar en un acto en París el nuevo diseño de su marca. Un cambio, que dicho sea de paso hacía falta ya que la anterior quedaba ya muy desfasada con la tendencia gráfica actual y sobre todo con el tipo de cliente al que están orientado su ropa. Esto último es lo que ha propiciado el cambio a esta nueva imagen ya que ahora se dirigen a una mujer mucho más actual y adulta (sus clientes han ido creciendo con ellos).

Han optado, otra vez, por una tipografía stencil que posiblemente no hacía falta en estos momentos. La primera marca utilizaba este recurso para parecer una marca más desenfadada más cercana al graffiti, más urbana, pero ahora queda como un ejercicio artificioso que no aporta nada e incluso puede llegar a confundir. Algunas voces expertas dicen que apostar por mantener este recurso es una decisión razonada y acertada, pero yo creo que es un recurso impuesto por un departamento de marketing que no se atreve a moverse no sea cosa que perdamos el tren. No tiene ninguna explicación gráfica lógica.

El trabajo ha sido desarrollado por el departamento interno, dicen algunos, mientras que otros comentan que ha sido una gran empresa americana la que ha desarrollado el proyecto. En cualquier caso, sí ha sido acertado el uso de una tipografía de palo un poco extendida. La anterior estaba muy comprimida, ahora la marca coge aire y se expande al igual que lo hace la propia empresa en todo el mundo.

Lo que todo el mundo parece estar de acuerdo es que el trabajo tipográfico no ha sido acertado. Un error común últimamente en las marcas es no contar con tipógrafos para hacer ajustes que un ojo no habituado pasa por alto. En este caso, las trampas de stencil no están ajustadas y necesitan correcciones ópticas para que no parezca que unas son más grandes que otras y así mismo con la expansión horizontal en la que parece haber criterios diferentes.

Lo que sí es inegable es la mejora y actualización y la apuesta por un nuevo ‘look’ más actual. Por cierto ahora parece que a la marca le acompañará siempre la palabra ‘Barcelona’, una etiqueta que seguro le ayuda a transmitir el concepto ‘diseño’.

+info: Mango


  • Estoy con Diego, es un rediseño de la marca, no un cambio radical así que imagino que será lógico conservar ciertos rasgos y no romper con todo.

  • Salva

    "La anterior estaba muy comprimida, ahora la marca coge aire y se expande al igual que lo hace la propia empresa en todo el mundo."
    Podrías probar a cantarlo con una lira en la mano, como un juglar ;)

  • luima

    Pues yo no estoy de acuerdo con Diego. Creo que eso de ser continuista con lo del stencil es un rollo de los de marketing y que la gente de la calle ni se entera, ni recuerda lo que había antes. Y como concepto es facilón.

  • En mi opinión, sí que tiene una explicación lógica. Hablamos de un rediseño, de una actualización del estilo, no de un cambio radical.
    La identidad gráfica de la marca reside en el recurso del stencil, de modo que actualizar la tipografía y practicarle ese mismo recurso es una buena forma de significar que Mango sigue siendo Mango (aunque esté actualizado).
    Eso sí, la forma en que se ha ejecutado la idea no me parece ni interesante, ni siquiera correcta. Ahí sí estoy de acuerdo. :)

    ¡Saludos!

  • Pingback: 30.05.2011 La Fundació Dalí compra ‘Elements enigmàtics en un paisatge’ por 7,8 millones de euros | aaaaarte()

  • Pingback: Novas Identidades « El jueves y el diseño()