Los Plómez atacan de nuevo, con tipos de madera gordos y grandes

La Familia Plómez vuelve a la carga con un nuevo taller: Cartelazos con tipos de madera, con letras de esas gordas y grandes. Será los días 14 y 15 de septiembre, con homilía de preacher man Penela, Un Tipo Duro.
_

Famila Plómez, cartel curso tipografía con tipos de madera para carteles

PROGRAMA

Introducción
– Tipos ornamentales ingleses del siglo XIX a cargo del reverendo Penela.

Con letras grandotas
– Creación de composiciones tipográficas para cartel (se recomienda traer pensados pequeños textos, frases, eslóganes, etc…)
– Pruebas y correcciones
– Impresión de tirada corta en máquina plana en varios formatos.

Cada cosa en su lugar
– Desmontaje, limpieza y distribución del material

Si tienes dudas o quieres pagar de otra forma, manda un mail a talleres@familiaplomez.com

Días 14 y 15 de septiembre, de 10.00 a 20.00 h. y de 10.00 a 14.00 h.

Matrícula: 120 €

Aviso: El número mínimo de alumnos para que se celebre el taller es de cinco. Si al final no hay taller se devuelve o se reserva para otro taller.
Familia Plómez, tarjetas

¿Aún no conoces a los Plómez?
La Familia Plómez es una conspiración nacida al calor de las cañas entre amantes de la tipografía. Tras probar los placeres de la composición con plomo, decidieron pasar a la acción, firmar papeles, aligerar el bolsillo y montar un taller en Madrid como debe ser, con sus máquinas gordas y sus señores con barba. ¿El objetivo? Pasarlo en grande manchándose mucho y reirse más; pero también enseñar y difundir sus conocimientos sobre las técnicas de impresión, la tipografía o cualquier cosa relacionada con la letra. Crear algún tipo de interés sobre la imprenta artesanal más allá de ver vídeos de esos desenfocados del famoso letterpress. En definitiva, abandonar (temporalmente) el mundo digital y arrojarse al mundo de la tinta, el disolvente y el plomo. Porque la facilidad del ordenador nos ha quitado algo a la hora de utilizar tipografía. «Ya no nos fijamos –dicen– en el equilibrio de los tamaños y espacios que configuran los textos, el ordenador va muy deprisa y este oficio se aprende con calma. ¡Ya está bien de líneas asépticas e impolutas! ¿Es que nadie echa de menos la imperfección? ¡Los Plómez han llegado! ¡Viva la imprenta rancia! ¡Los pelos como escarpias!»
_______
+info: tienda.familiaplomez.com