Los muertos venden mucho, pero algunos más que otros

«Todos los días miro las esquelas de los periódicos y me fijo, sobre todo, en la edad del muerto. La mayoría son más jóvenes que yo. Me asusto y pienso: a lo mejor, lo único que sucede, es que se han olvidado de mí».

Wally Olins

Esta frase de Billy Wilder tomada prestada de un artículo en la web de Esquire se parece mucho a lo que me pasa en la redacción casi cada día. Miro los obituarios, pero a la inversa de lo que le pasaba a Wilder, todos los que se mueren son mayores que yo.

Ana me dijo ayer: «Será triste ver morir a todas las personas que admiramos, ya que todas son mayores que nosotros y parece lógico que lo veremos. Y la verdad no es muy reconfortante. Pero no nos pongamos melodramáticos.

Esto viene a cuento del fallecimiento de Wally Olins, uno de los grandes del branding internacional y todo un referente en lo que se refiere a materias como las ahora tan de moda ‘marcas país’. Y viene a cuento para darnos –a mí también– un tirón de orejas.

Siempre decimos que los muertos venden mucho, pero algunos más que otros. Wally Olins parece que no vendía demasiado. Publicamos que un chaval ha rediseñado la Comic Sans y nos volvemos locos. Comentarios, me gustas, compartidos, críticas, lecturas… [afortunadamente ahora se puede medir todo]. Sin embargo, se muere Wally y la noticia pasa sin pena ni gloria.

Y ya no solo entre la comunidad creativa, que a veces creo que no conoce casi nada de los referentes que les han precedido, sino a nivel prensa. En España, nadie dio la noticia, excepto nosotros –ABC y La Vanguardia lo hicieron al día siguiente–. Y a nivel internacional solo The Guardian y algunos medios especializados en inglés. Desolador. ¿Tan poco importante era el trabajo de Wally como para no salir en los medios?

Muchas veces creo que igual es que esto del diseño no es tan importante y solo nos interesa a cuatro. Y es que Olins ha sido un tipo muy popular en la prensa por su manera de vestir, por sus declaraciones, por sus libros…  y por supuesto, por su trabajo [ver aquí], pero el día que se muere casi nadie se da cuenta de que hemos perdido a alguien importante. Da que pensar.

Así que, si estáis pensando en pasar a la posteridad más vale que os vayáis haciendo vosotros mismos la necrológica, porque si es por los medios va a ser que no. Eso o abrimos una sección de esquelas en Gràffica, que dicen en las redacciones de los periódicos que esa sección es la más rentable de todas. Igual hacer esquelas de diseño es todo un negocio por explotar.

Os dejo a Wally hablando de su nuevo libro que salió a la venta unos días antes de su fallecimiento.