Los matices del 'Blanc'

Crónica de Germán Chamorro y Ester Benedit
Dicen que los esquimales distinguen más de 30 tonalidades de blanco. Nosotros consideramos el blanco, sencillamente blanco, pero si estuviéramos rodeados de un paisaje cubierto de nieve constantemente, encontraríamos una gran gama de matices de este color. Hay diferentes blancos: el de los osos, el de las nubes, el de los icebergs o el de la nieve al caer… Del mismo modo, en Vilanova i la Geltrú, los días 12 y 13 de noviembre, se pudieron ver diferentes blancos, los del Blanc, Festival de Disseny Gràfic de Catalunya. El evento se rodeó, en su segunda edición, de la crème de la crème de esta disciplina, tanto en sus workshops como en las conferencias.

Pudimos ver blancos o, mejor dicho, blancs (en catalán) generosos, como el de la agencia Herraiz&Co, que nos enseñaron que la mejor manera de hacer marketing es haciendo feliz a la gente; también saboreamos un blanc apetitoso de la mano de Carlitos & Patricia, dónde pudimos oler, tocar y comer la identidad gráfica de esta pareja de creativos. Además, percibimos un blanc aleccionador por parte de la Agencia Shackleton, que nos recordó la responsabilidad del trabajo del diseñador, el cual debe construir identidades únicas. Boolab optó por presentarnos un blanc metodológico, haciendo un recorrido por experiencias, anécdotas y secretos de proyectos de animación.

También hubo blancs guasones. Brosmind, son un ejemplo de ello. Sólo los hermanos Mingarro fueron capaces de introducir un concurso en su charla y una partida de pressing catch con la play. Igualmente, el músico y monologuista “Sobrino del diablo” enmascarado en la figura de Dr. Jonás Gómez Crane consiguió arrancar al público cantando su hit “La gallarda”.

El blanc nostálgico como el de Hey, enamorados de los sesenta y setenta; el blanc tipográfico de Laura Meseguer, que nos enseñó sus trabajos de lettering y diseño de alfabetos; los blancos expositivos como los de Bendida Gloria o Cla-se, que nos mostraron sus trabajos y otros blancs, los de Villarrosàs, que se enriquecen no sólo trabajando, sino organizando campeonatos de petanca tropical o jugando al golf sobre las mesas del estudio.

Y no nos olvidemos de los blancs estimulantes materializados en los talleres de América Sanchez, Sr. Papermind y Jaume Pujagut, Arts Gràfiques Orient, Marta Cerdà y Rosetayoihana.com.

Si es que… gracias a eventos como el Blanc Festival y a los profesionales que participaron en él, uno se consuela pensando que el futuro de la profesión no es tan negro.