Lee Friedlander, fotógrafo de ‘paisajes sociales’ de EE. UU.

Lee Friedlander (Aberdeen 1934) es conocido por su fotografía de ‘paisaje social’, imágenes captadas con cámaras Leica de 35mm que retratan escenas sueltas de la vida urbana, reflejos de escaparates, estructuras enmarcadas por vallas, carteles, señales de tráfico…

Autorretrato Lee Friedlander, fotógrafo de "paisaje social"

Ser testigo de cómo se fue formando sobre el papel blanco el retrato de su padre despertó la pasión de Friedlander por la fotografía. Desde aquel momento empezó a fotografiar todo aquello que ocurría a su alrededor con la cámara de su familia.

Su primer trabajo como fotógrafo fue para una señora de Aberdeen que quería retratar a su perro para una postal navideña. Tras acabar la Escuela Media Superior, se trasladó hasta California para empezar sus estudios de fotografía en la escuela Art Center.

Debido a su interés por la experimentación en la fotografía, Lee Friedlander no seguía los requisitos académicos establecidos a la hora de fotografiar, debido a su inquietud en transgredir lo establecido. Por eso, en 1956 se mudó a Nueva York, ciudad en la que fotografió a músicos de jazz para ilustrar las portadas de sus discos. Durante esta época, trabajó para Atlantic Records retratando a músicos como Duke Ellington o Miles Davis, captando su personalidad y mostrando quiénes eran a través del manejo de la luz, la composición y el contacto con el sujeto. En esta línea, Friedlander destacó también por los desnudos, entre los que destaca el de Madonna a finales de los setenta.

Desnudos realizados por Lee Friedlander

A lo largo de su estancia en la ciudad neoyorquina, Lee Friedlander se relacionó con otros fotógrafos como Robert Frank, Helen Levitt, Garry Winogrand, Diane Arbus, o Walker Evans. Mientras realizaba retratos de músicos de jazz, Friedlander fue desarrollando su estilo particular a través de fotografiar las calles de Nueva York.

El estilo del fotógrafo Lee Friedlander se caracteriza por su interés en mostrar los cambios en la sociedad estadounidense a través de la cotidianidad de elementos como el televisor, protagonista de la serie de fotografías que realizó entre 1961 y 1969. Durante este periodo, el fotógrafo Lee Friedlander realizó una serie de imágenes de televisores encendidos en habitaciones de hotel creando escenas enigmáticas de este objeto de la cultura popular al no haber presencia humana, mostrando lo solitario y melancólico.

Otro de los rasgos más característicos de Friedlander es su capacidad para generar extrañeza y, en ocasiones, incomodidad, como forma de documentar la sociedad de la época. Sus fotografías están protagonizadas por elementos urbanos como letreros, señales viales, maniquíes en escaparates, parques, etc., retratados de manera aleatoria, a modo de diario visual.

Fotografía urbana de Lee Friedlander

Uno de los aspectos destacables de la obra de Lee Friedlander son los autorretratos, a través de los cuales el fotógrafo trata de reivindicar el trabajo del artista de una forma sutil, aparentando que son apariciones casuales, a pesar de tratarse de encuadres muy cuidados.

En 1963 se llevó a cabo la primera exposición del trabajo de Lee Friedlander y en 2005 fueron expuestas sus fotografías en el Museo de Arte Moderno (MOMA). Ese mismo año, Friedlander recibió el Premio Hasselblad.

Músicos de jazz retratados por Lee Friedlander

Televisión en una habitación de hotel, por Lee Friedlander

  • Serge Herbiet

    Claro que tengo que reconocer que las fotografías de Vivian Meyer son tan poderosas, atractivas y reales que cualquiera se rinde a sus pies…

  • Serge Herbiet

    La fotografía de espejo es de Vivian Meyer… ¿o me equivoco y es una fotografía de Lee Friedlander de Vivien Meyer en un espejo?…