Las 10 entrevistas más leídas en Gràffica en el 2012

La sección Entrevistas es una de nuestras preferidas en Gràffica. No nos importa si es por motivo de la actualidad, como por ejemplo la presentación de un nuevo proyecto, por el cierre de la edición en España de una revista de diseño exquisita, por el nacimiento de una nueva academia… o si es a través de nuestro Fotomatón. Pero lo cierto es que, el hecho de poder entablar un vis a vis con nuestros entrevistados nos da una tesitura diferente del trabajo de un diseñador, editor, ilustrador, fotógrafo… Por un lado, se trata de ofrecer información de primera mano, con lo cual podemos conocer más a fondo los pormenores que hay detrás del ‘telón’; por qué se hizo este trabajo así y no de otra manera, por qué se eligió una tipografía y no otra… Por otro, las entrevistas nos ayudan a mostrar el lado más humano de la profesión; muchos de los entrevistados nos abren las puertas a sus recuerdos para confesarnos sin pudor a quienes admiran, los diseños que jamás les quedaron grabados en su infancia, sus amores y sus fobias. Aquí tenéis el listado de las 10 entrevistas más leídas a lo largo del 2012 listas para leer o releer y sobre todo ¡disfrutar!

1. Nacho Lavernia: «El humor es una forma inteligente de comunicar»

2. América Sánchez: «No utilizo el ordenador. Dibujo y escribo a mano»

3. Mario Eskenazi: «Odio las charlas que sólo muestran el catálogo de trabajo»

4. Juli Capella: «La gráfica ‘minimalísima’ que gana muchos premios, me enerva. Nunca sé si se debe a la pereza o a la falta de talento»

5. Stefan Sagmeister: «Mi único héroe del diseño es Tibor Kalman»

6. María Serrano: «A pesar del jarro de agua fría que ha sido el cierre de ‘étapes’, hay que seguir apostando por la reflexión y la crítica»

7. Isidro Ferrer: «Se debería enseñar a pensar»

8. Fernando Beltrán: «Cuando empecé en España no existía el naming, ni mucho menos el namer. Lo siento, pero soy nombrador»

9. Iván Díaz, The Branding Academy: «En este país todavía se confunde un logo con una marca»

10. Michael Bierut: «Prefiero que alguien me diga claramente que detesta mi trabajo a alguien que maree la perdiz»