La Navidad sin clichés de MUJI

El mes de noviembre da sus últimos coletazos y los comercios se preparan para la gran fiesta del consumo: la Navidad. Durante el próximo mes, dar un paseo por la ciudad y salirse del universo kistch es harto complicado. Ver los escaparates repletos de espumillón a veces supone un empacho difícil de digerir. Fuera de este universo meloso y -a nuestro gusto, ñoño- nos topamos con el imaginario de MUJI. Hace unas semanas fuimos invitados al Press Day con motivo la campaña navideña, donde pudimos comprobar cómo la marca japonesa da la bienvenida a la Navidad con una colección fuera de todo artificio; sobria -que no aburrida-, con objetos imaginativos tanto para mayores como pequeños, libres de edulcorante y cargados con mucho encanto.


Luchadores de sumo que se transforman en bolos, un tiovivo desplegable en papel, un trineo en un pop-up, árboles navideños formados por bloques de madera, matrioskas en pizarra para poder dibujar, castillos en 3D para construir en papel reciclado… Bajo el concepto La Navidad en casa, éstas son sólo algunas piezas de la colección de MUJI para este 2012. Cierto que hay elementos recurrentes en todas las colecciones de la marca nipona, aunque no por ello dejan de sorprender.

Lo que nos gusta del diseño de MUJI es… ¡todo! Bueno, igual somos exagerados. Vayamos por partes. MUJI se mantiene fiel a su filosofía por diseñar piezas propias aunque sin firma. Ello no evita que sepamos que detrás hay auténticos profesionales como Héctor Serrano, creador de Mr Cube, un simpático muñeco que se compone a modo de puzzle mediante imanes. Como adelanto, ya sabemos que en la colección de 2013 habrá una pieza diseñada en exclusiva para MUJI por otro estudio español… Una pista: está ubicado en Valencia, su nombre empieza por la letra «O», le sumamos un «dos» y se apellida «Desing».

Más cosas que nos gustan… la paleta de colores; ésta mantiene una línea contenida en la que dominan los tonos neutros, sin distinguir si el objeto es para un niño o una niña, un pequeño o un adulto. Son pequeñas piezas ‘universales’, que sirven para todo el mundo. Juguetes que invitan a crear tus propias fantasías. Objetos luminosos y coloristas, sin estridencias. Imaginación y creatividad para una colección llena de detalles, de inspiración, que mueve a participar y darle forma y terminar ese juego.


Pero además están nuestra piezas preferidas, todos los productos de papelería: agendas, libretitas, estuches, mini-blocs de notas, bolis de colores y la estrella de este año, el boli cuya tinta se borra en un tris tras. Ello sin olvidarnos de todo el universo de funda y accesorios para iPhone e iPad. Lo dicho, todo un universo de ideas para rebelarse contra los clichés.

Advertencia: Poner un pie dentro de MUJI aunque la intención sólo sea a echar un simple vistazo ¡es un auténtico peligro! ¡Te quedas atrapado y engancha!
______
+info: muji.es

  • oscar

    Sus productos son realmente malos, la calidad de los materiales y los acabados dejan mucho que desear, Sus tiendas estan siempre en e lugares de mucha atracción y movimiento de gente para hacerse notar, por tanto deben pagar alquileres más altos que si optaran por entornos más discretos y economicos, lo cual estaria mucho más en linea con su ¿filosofia?. Sus productos pueden ser más atractivos que los de los bazares chinos pero la calidad no esta para nada tan lejos.

    • Uy, Oscar, pues no estoy de acuerdo… Tengo utensilios de papelería y de viaje desde hace AÑOS de Muji y me han dado un excelente resultado, y doy fe de que les doy buen tute…También he consultado la "filosofía" de Muji, por lo que dices de los alquileres y no veo que se contradiga con "productos de calidad sin marca", "diseño funcional y simple que elimina lo superfluo", "el producto y su función es lo importante", "buena calidad a precios razonables". En fin, que tampoco soy yo discutidora, que para gustos los colores… Además, pronto es Navidad y hay que portarse bien, je, je…

  • Un lector habitual

    Publicity… :(