La bella grafía de intenso simbolismo se oculta en Tipogramundos

Detrás de Tipogramundos está Marisa Maestre, diseñadora especializada en producción editorial que desde muy pequeña tuvo una clara orientación hacía la ilustración y la pintura, disciplinas que se complementan con su devoción por la tipografía. Las inquietudes artísticas de Marisa no tienen una finalidad específica. «Simplemente, para mí es vital hacer lo que hago -explica- sumergirme en las ideas y hacer que esos pensamientos se hagan tangibles es la mejor vía de expresión que poseo. Es el lenguaje del alma».

Un ejemplo de ello es Tipogramundos, una serie donde Marisa conjuga en un cocktail perfecto la ilustración, el collage y la tipografía con un estilo muy bello y personal. «Mi intención era conjugar de forma armónica y en un espacio reducido, ideas tan divergentes como ‘divino y terrenal’, ‘transcendente y superfluo’, ‘inconsciente y consciente’», confiesa. «Para mí la tipografía es un elemento esencial en mi vida -dice- y no sólo por mi trabajo de diseñadora gráfica e ilustradora. Creo que en realidad la tipografía juega un papel esencial en la vida de cada uno de nosotros, forma parte de nuestra naturaleza, de nuestro lenguaje, de nuestro decorado urbano. Es un elemento artificial de suma belleza y geometría perfecta».

De esa naturaleza terrenal, de la tipografía, nace la idea de Tipogramundos, donde la tipografía juega un papel protagonista, destacando sobre el mundo que genera a su alrededor. «Un mundo creado con pequeños fragmentos (recortes de periódicos antiguos, trazos de acuarela, papel reciclado, etc.) que a veces parten de un absurdo (dándole notoriedad al inconsciente) y otras veces aparentan un estudio calculado dándole un carácter publicitario y gráfico». Mundos armónicos que quedan reunidos en espacios reducidos; mundos en los que la tipografía es la absoluta protagonista de las historias que se generan a su alrededor.

La paleta cromática de Tipogramundos es muy suave, sutil… Una elección muy «calculada» que le aporta a la serie un aire vintage. La colección se compone de 15 piezas en las que cada cual puede detenerse para observar, meditar y descubrir cuál es la historia que se esconde detrás. Historias simbólicas y de ensoñación en las que se entrevé un pequeño homenaje a los dadaístas.

El proyecto guarda relación con la exposición colectiva Happening. Tocados por la letra que Marisa realizó en el mes de julio con grupopk.com y donde se hacía una reflexión sobre la actualidad utilizando la tipografía como pieza protagonista. Marisa promete seguir trabajando para ampliar nuevas piezas a la colección, experimentando y ampliándola con otros materiales como metacrilato, madera, el aluminio, etc.

La exposición Tipogramundos se puede visitar en el Café la Palma (C/ la Palma, 62, Madrid) hasta el 2 de enero de 2013.

______
+info: marisamaestre.com