La Asociación Andaluza de Diseñadores responde a la convocatoria del concurso de diseño de la Escuela de Arte de Cádiz

Con motivo de la convocatoria a concurso para diseñar el nuevo logotipo de la Escuela de Arte de Cádiz, la Asociación Andaluza de Diseñadores, aad, ha enviado una carta a la dirección del centro al considerar que las bases de este concurso son «inaceptables» en su totalidad, afectando al colectivo de profesionales, a los estudiantes y a la actividad del diseño en general.

El texto íntegro dice:

«Desde la aad Asociación Andaluza de Diseñadores, le remitimos esta carta en referencia a la convocatoria, por parte de la Escuela de Arte de Cádiz, del “concurso de ideas para el diseño de un logotipo para la Escuela”. En nuestra asociación, al igual que el resto de asociaciones de diseño españolas y europeas, tenemos por norma no apoyar o difundir este tipo de concursos.

Tras la lectura de las bases consideramos que el “concurso de ideas para logotipo de la EAC” ni respeta ni favorece a la comunidad de diseñadores a la que representamos incluidos los estudiantes a los que sí está dirigido su concurso. Es un claro ejemplo de desconsideración hacia los jóvenes diseñadores y en general a todos los profesionales.

Tal y como están establecidas las bases, debemos mostrarles nuestra desaprobación sobre este concurso que fomenta el intrusismo y en el que el convocante intenta obtener de esta forma un trabajo por debajo del precio de mercado.

Esta “competición de diseñadores para no diseñadores” incumple las normas de organización de premios y concursos de diseño de ICOGRADA (Consejo Internacional de Asociaciones de Diseñadores Gráficos) y merma los derechos relacionados con la propiedad intelectual y de autoría del diseño cediendo todo uso y explotación gratuitamente sin limitaciones.

Su competición fomenta el intrusismo y desprofesionalización del diseño y tampoco hace público si en el jurado se cuenta con profesionales del diseño, dejando la resolución a una “Comisión de Comunicación de la EAC” que no justifica su criterio profesional para garantizar unos buenos resultados para la Escuela de Arte de Cádiz.

Además, el precio que se concede está por debajo de un precio de mercado. Un premio en un concurso de diseño debe ser sustancialmente mayor que la retribución que se pagaría por el mismo proyecto de diseño si se realizara como encargo profesional y es aquí donde abrirlo a aficionados choca con la finalidad de obtener una buena solución de diseño (entendemos que por este previsible problema, el organizador se reserva el derecho a no utilizar los diseños presentados –incluido el ganador– y la potestad de modificación).

Así, esperamos entiendan que los concursos no deben considerarse una manera barata de obtener un trabajo de diseño.

Existen otras vías para la contratación del diseño, muy lejos de “abrir” un trabajo a aficionados del diseño y este tipo de premios dañan al futuro del diseñador, al resto de sus colegas profesionales y, en definitiva, a la sociedad en general, ofreciendo un pésimo ejemplo en un lugar fundamental del sector del diseño. Les recordamos que existen reglamentos y pautas internacionales para la convocatoria de concursos de diseño que podemos poner a su disposición al igual que, desde la propia asociación, nos ofrecemos para asesorar, colaborar y ayudarles en próximas convocatorias.

Seguir estas directrices aprobadas por asociaciones de diseño internacionales es garantía de buenos resultados.

Apreciamos mucho su consideración ante esta carta.

Cordialmente,»

Fdo.: Juan Aguilar

Presidente de la aad

_____

+info: aad-andalucia.org