Kas, el último deseo de Marcos