Julio Antonio Blasco: «Si te subes al carro de la tendencia deberás cambiar con ella o quedarás atrás»

Julio Antonio Blasco, Sr. López nunca ha seguido una línea recta. Licenciado en Bellas Artes, ha trabajado en el campo de la animación, la serigrafía, el diseño gráfico… así hasta llegar a la ilustración profesional. Sr. López se define como un «culo inquieto» y en este afán por abrir nuevas vías ha creado Símientes Editores, junto a su socio Javier Undiano, editorial que con tan sólo dos publicaciones ha obtenido varios premios. Hoy responde a las preguntas del Fotomatón.

Julio Antonio Blasco, Sr. López

Nombre completo: Julio Antonio Blasco López.

Fecha y lugar de nacimiento: 2 de agosto de 1971, Valencia.

De pequeño querías ser… Buf, de pequeño yo creo que quería ser lo que era, pequeño. Luego, ya más crecido quería ser la biólogo, pero en el fondo lo que realmente deseaba era pintar y dibujar.

¿Qué cómics/tebeos recuerdas de tu infancia? Precisamente hace bien poco andaba recordando con un amigo los ‘Mortadelos’ y revistas ‘Pif’ que compraba en el quiosco y amontonaba en un armario de mi casa. Leía y releía mil veces esa montaña de tebeos hasta destrozarlos. Más tarde llegó Súper López y Asterix… Tintín en la biblioteca del barrio; eran mis tardes de lectura.

Tres dibujantes/ilustradores que consideres que han sido referentes en tu carrera. Más que dibujantes o ilustradores te voy a citar a tres artistas: Hundertwasser, Isidro Ferrer y Tim Biskup, entre muchos otros.

ilustración de Julio Antonio Blasco, Sr. López

¿Cuándo empezaste a trabajar como ilustrador profesional? Como profesional de la ilustración, es decir, a tiempo completo, comencé en 2012, exactamente en junio, momento en el que dejé de trabajar en el estudio de gráfico en el cual desarrollaba mi tarea como diseñador e ilustrador. Sin embargo, coqueteando con la ilustración, realizando encargos y vendiendo originales desde hace ya unos cuanto años.

Si no te hubieras dedicado a la ilustración, ¿qué hubieras sido? Supongo que mi camino hubiera seguido por el del diseño gráfico, de todos modos, nunca he seguido una línea recta. Comencé trabajando en ilustración en una productora de animación, luego lo dejé para continuar mi trabajo y formación en el campo de la serigrafía, después continué el camino laboral en el mundo de la impresión digital para más tarde iniciarme en el diseño gráfico, lo cual me llevó a trabajar en un estudio de gráfico y diseño expositivo. Esto último fue lo que me permitió comenzar a introducir mis ilustraciones en encargos de clientes y de ahí al mundo de la ilustración profesional, dando paso a crear mi propio estudio de ilustración para luego ampliar otro camino, el de la edición con mi propia editorial junto a un socio. Y por supuesto, no me iba a quedar ahí quieto. Así que ahora ando en un nuevo proyecto, el de la gestión de una librería/galería llamada ESTUDIO 64, una librería especializada en ilustración, en Valencia, en el barrio de Benimaclet.
ilustración de Julio Antonio Blasco, Sr. López

¿Recuerdas el primer trabajo [como ilustrador] por el que te pagaron? ¿Qué trabajo fue y cuánto te pagaron? La verdad es que no lo recuerdo; el primero, mi memoria de pez no lo ha almacenado. Sin embargo, sí recuerdo cuando hace unos años comencé a trabajar para el Supermercado del Arte en Valencia y comencé a vender ilustraciones originales, ¡lo cual me pareció el no va más! Si no recuerdo mal, cobraba por ilustración entre 30 y 120 €, en función del formato.

Desde entonces hasta hoy, ¿cómo ves tu evolución? ¿Qué cambios crees que has experimentado –en herramientas, métodos, paleta cromática, estilo…–? Constante e imparable. He cambiado tanto que, a veces, miro atrás, veo mis trabajos antiguos y no los reconozco. Ha evolucionado mi estilo, mi paleta de color se ha abierto, los métodos han variado por completo. Pero incluso todo esto cambia con cada trabajo. Cada encargo es una evolución, una investigación, una nueva experimentación fruto de los trabajos anteriores.

ilustración de Julio Antonio Blasco, Sr. López

A la hora de trabajar…

– ¿Prefieres lápiz y papel o eres de los que va directo al ordenador y la tableta gráfica? Lápiz combinado con ordenador. La tableta no sé usarla, es un elemento de los que recoge polvo y pelusas en mi estudio.

– ¿Te consideras ave nocturna o diurna? Siempre he sido ave nocturna, pero desde hace años he decidido que se trabaja mejor con luz, los colores son más fieles a la pantonera.

– ¿Prefieres hacerlo solo o en compañía? Sólo no puedes, con amigos sí. Trabajaba en soledad, en mi casa, con mi pijama, mis plantas y mi periquito, pero he decidido que es mejor salir de casa y ahora trabajo en un espacio compartido dentro de la librería especializada en ilustración ESTUDIO 64.

– ¿Piensas que la creatividad llega sin más o hay que trabajarla? La creatividad llega trabajando, hay que trabajarla y es fruto del trabajo, ¡ojalá llegase sin más!

– ¿Necesitas orden absoluto o funcionas mejor en tu propio pequeño caos? Ni una cosa ni la otra, trabajo bien en mi caos ordenado o en un orden un poco caótico; es importante saber dónde está el ratón y en qué lugar se guarda el lápiz.

– ¿Música a toda tralla o silencio absoluto? [si escuchas algo, dinos también qué] No me gusta escuchar el pitido de mis oídos ni la respiración de las moscas, necesito música pero que me deje escuchar mis pensamientos. ¿Qué escucho?, pues ni clásica ni jazz… me gusta escuchar pop, música alegre y positiva como Belle and Sebastian o La Casa Azul, o todo lo contrario, música melancólica como Portishead.

ilustración de Julio Antonio Blasco, Sr. López
Dentro de la ilustración hay diferentes estilos [naif, pop, modernuki, ugly, plano, ñoño, retro/vintage…]. ¿Cuál es tu posición frente a estas tendencias? ¿Crees que hay que estar al tanto de estas modas para no perder comba o mejor ir por libre? 
La tendencia no deja de ser como su nombre indica, tendencia. Igual que llega se va, por lo tanto si te subes al carro de la tendencia cuando esta cambie has de cambiar con ella por completo o quedarás atrás. Yo siempre he defendido ir por libre, generar tu propio estilo, el cual por supuesto puede estar influido por la tendencia; tampoco está de más saber en qué mundo vives. Lo que sí es cierto es que si vas por libre es mucho más complejo que la gente conozca y reconozca tu trabajo, pasas a ser el olvidado de todos y más en estos momentos que la tendencia es lo que prima.

¿Dónde encaja el tuyo, si encaja en algún estilo, o cómo definirías tus ilustraciones? Yo creo que siempre he ido un poco por libre así que como hago una mezcla un poco de todo, podría encajar en muchos sitios y al mismo tiempo no encajo en ninguno. Para los modernos soy ñoño, para los näif soy demasiado expresivo, para la ilustración adulta soy infantil, para la infantil soy demasiado agresivo, para los ‘collagistas’ hago ilustración y para los ilustradores hago collage.

ilustración de Julio Antonio Blasco, Sr. López
El ámbito en que trabajas se sitúa sobre todo en la ilustración editorial y libros infantiles, ¿por qué elegiste esa vía? ¿Qué te aporta?
Trabajo en el ámbito que se cruce en mi camino. Sí que es cierto que hago mucho trabajo infantil, no lo he elegido yo, es el camino el que me ha elegido a mi. Si embargo, como soy ‘culo inquieto’ intento salir de este camino y abrir nuevas vías. De hecho he realizado algo de cartelería, ilustración editorial para adulto y me queda pendiente la ilustración para prensa… algún día.

Aparte de ilustrador también eres editor en Símientes. ¿Cómo es estar al otro lado de la profesión, como editor? Como editor, mi experiencia es muy breve, ya que sólo tenemos dos publicaciones en el mercado. Eso sí, con la fortuna de haber obtenido cuatro premios y tres selecciones.

Resulta muy curioso estar al otro lado finalizando la cadena, ya que conozco y me muevo habitualmente en el proceso anterior a la edición, en lo creativo. Al editar cerramos el ciclo que además rematamos con la librería Estudio 64, ya que completamos todo el proceso, desde la creación a la venta e interacción con el consumidor pasando por la edición.

¿Es muy complicado sacar las ventas adelante? Como editores nos cuesta bastante vender nuestro propio producto, sabemos que no es un producto fácil. Sin embargo, solemos escuchar lo mismo de otros editores, cuesta vender. En estos momentos hay muchas editoriales nuevas, somos muchos editando. Creo que se está generando más producto del que puede digerir el mercado, ¿quizá se deba a la burbuja de la ilustración…? Y curiosamente esto ocurre en un tiempo en el que se vaticinaba el fin del libro en papel. Por otra parte, he de decir que cada vez se cuidan más las ediciones y se están produciendo productos bellísimos.

ilustración de Julio Antonio Blasco, Sr. López
Comentas la posible existencia de una ‘burbuja’ en la ilustración. ¿A qué crees que se debe ese fenómeno? 
La verdad es que no sé decir a qué se debe el fenómeno que está ocurriendo con la ilustración. Quizá nos hemos saturado de lo digital, de lo industrial y andamos de vuelta a lo artesano, lo más sencillo, lo básico. Todo es cíclico, las modas pasan y vuelven, y en estos momentos la ilustración y todo su mundo está de moda. Los ilustradores que siempre han sido artesanos de la imagen ahora se han convertido en estrellas, para mucha gente son los nuevos ídolos cercanos, accesibles. No lo sé, esto son pensamientos que me vienen a al mente al hilo de la pregunta.

¿Crees que vuestro trabajo [el de los ilustradores] está lo suficientemente valorado? ¿Y en lo económico? Hoy por hoy la ilustración se está valorando más, gracias a este boom o burbuja al que estamos asistiendo en el mundo de la ilustración. Sin embargo, económicamente hablando, cada día está peor pagado, los preciso van a la baja y se intenta pagar lo menos posible además de retrasar el pago lo más posible.

¿Algún truco o consejo para ser ilustrador profesional y sobrevivir en el intento? Pelear los precios, intentar que sean dignos y JAMÁS aceptar trabajar de manera gratuita. Solapar trabajos para poder llegar a final de mes con un sueldo mínimamente digno y contar hasta diez o hasta cien si es necesario en muchísimas ocasiones.

¿Es necesario hacer ruido en las redes sociales para tener notoriedad, difusión y promocionar tu trabajo? Es muy necesario, para que la gente sepa de tu existencia y para abrir una ventana al mundo.

¿Hacia adónde apunta el futuro de la ilustración? No tengo ni idea de hacia adónde apunta, pero espero que se vaya introduciendo por todas partes y por todos los rincones de la sociedad y que los ilustradores se conviertan en esos seres necesarios a los que todo el mundo llamará para que su vida sea mejor y más bella.

¿Crees que tiene tirón y tiene suficientes salidas para los profesionales? Supongo que cuando pase esta burbuja habrá salidas para unos pocos y esa idea de que cualquiera puede ser ilustrador, autoeditarse y vender su trabajo desaparecerá, la realidad llegará al mundo de la ilustración.

ilustración de Julio Antonio Blasco, Sr. López
Sobre Julio Antonio Blasco, Sr. López

Julio Antonio Blasco, Sr. López, es licenciado en Bellas Artes, ilustrador, diseñador y editor con larga trayectoria en el mundo de la imagen. Autor de las ilustraciones de libros tanto infantiles como para adultos como Wo die tie there wohnen, Ed. Knesebck; Animales Arquitectos, Ed. Liberalia; El castor constructor, Ed. Promopress; Sofía o el pendolaje, Ed. Espirelius; Besos, Ed. Pintar-Pintar; Loles, Ed. Pintar-Pintar; La ladrona de sellos, Ed. Edelvives o El placer de escribir, Ed. Planeta, entre otros.

El Sr. López ha recibido varios premios, menciones y selecciones en los Anuaria, Junceda o premios de la Generalitat Valenciana además de aparecer en publicaciones como Just For You de la Editorial Index Book, compendio internacional de obras creadas por artistas gráficos de distintas áreas. Ha publicado Viajes y otros apuntes, con la Editorial Símientes Editores, editorial que ha creado junto a su socio, Javier Undiano, la cual ha obtenido varios premios con tan sólo dos publicaciones en el mercado.

Ha colaborado con galerías como MrPink de Valencia, La Libreta de los Dibujos de Zaragoza, entidades como la Diputación de Zaragoza, la Universidad de Valencia, la Universidad de Teruel o la CAI de Zaragoza entre otras y eventos como Ilustrafun, Ilustrafic , Ilustratour o el máster de ilustración de la Casa del Lector de Madrid. Además ha desarrollado y desarrolla una tarea docente impartiendo talleres para el Conservatoire des arts de Bamako en Malí o el IED de Barcelona entre otros.

Actualmente trabaja desde su propio estudio de ilustración y gráfico situado en un nuevo proyecto en el cual colabora, la librería-galería Estudio 64 en Valencia, especializada en ilustración. Con varias publicaciones en camino con editoriales como Tres Tristes Tigres, Laurence King o Pintar-Pintar trabaja para clientes como Edelvives, Teide, Limoceramics, TV3, Zahorí de Ideas, Bic, Londji, Edebé o Anaya entre otros.

→ www.julioantonioblascolopez.com