Juan Leal: «Lo que no puede ser es que sigan existiendo aplicaciones que nos saquen de quicio»

Muchas veces nos damos de bruces con interfaces que no entendemos, que nos resultan complicadas, que no están dotadas de una simplicidad necesarias para que todo el mundo, independientemente del nivel de usuario que tenga, sea capaz de entender. Para aprender un poco más sobre esta materia hemos hablado con Juan Leal, uno de los directores del Máster de Usabilidad y Experiencia del Usuario que imparte por segundo año consecutivo la escuela KSchool, la escuela de los profesionales de Internet, en Madrid.

JUAN LEAL
Juan Leal es diplomado en Educación y Licenciado en Ergonomía y Factor Humano. Desde hace 10 años dirige junto a Ignacio Buenhombre el estudio Seisdeagosto, una consultora donde trabaja para start-ups y grandes empresas a las cuales asesora para sacar el máximo rendimiento de su producto digital, pero siempre desde la visión del usuario, haciendo que sus plataformas resulten útiles, agradables y resolutivas. Ha trabajado como director de  Usabilidad de idealista.com, una web que revolucionó el mercado inmobiliario online y que actualmente es uno de los mayores referentes de alquiler y venta de inmuebles. Además, es uno de los directores del Máster de Usabilidad y Experiencia del Usuario que imparte la escuela Kchool, junto a Ignacio Buenhombre e Isabel Inés.

¿Qué se entiende por usabilidad y experiencia del usuario?
La usabilidad es un simple adjetivo: algo es ‘usable’ cuando quien lo usa consigue lo que pretende hacer de forma sencilla e intuitiva, no hay nada más.
La experiencia de usuario engloba más aspectos: desde la emoción, al diseño visual, la arquitectura de información o la propia usabilidad. Digamos, que es el paraguas que agrupa todo lo que toca un ser humano, preferentemente digital.

Hasta ahora esta era una materia que no se estudiaba, sino que se aplicaba al sentido común. ¿Cómo se crea un programa docente sobre esta materia?
Un programa docente sobre esta materia sólo puede nacer cuando tienes afinidad con quien te propones crearlo. Es una materia demasiado multidisciplinar y exige diferentes puntos de vista para poder llegar a algo sólido y coherente, que funcione. Básicamente lo que pretendemos con este máster es que, quien se apunte, tenga la formación que ninguno de nosotros, los que nos dedicamos a esto hoy, tuvimos en su momento.

¿Deja mucho que desear la red en este sentido?
Lo que no puede ser de ninguna manera es que en pleno siglo XXI sigan existiendo aplicaciones que nos saquen de quicio y nos pongan de mal humor. Eso era al principio, cuando, todo esto estaba en pañales. A día de hoy somos tan necesarios como un ‘desarrollador’ o un ‘diseñador’.  Y creemos que son cada vez más necesarios perfiles de este tipo para añadir coherencia y sentido común a todo lo que nos queda por ver. Cada vez pasamos más tiempo frente a una pantalla, sea del tipo que sea: de ordenador, de televisión, de móvil, de consola, de libro electrónico, de iPad…

¿Hablamos siempre de usabilidad aplicada a la interface?
En absoluto. Nuestro día a día está ‘contaminado’ de un montón de utensilios y entornos mal pensados:  Todavía no he visto ni un solo producto con el famoso ‘Abrefácil’ que realmente se abra como un quiere que se abra. Un baño público es otro ejemplo perfecto: no saber cómo funciona el dispensador de jabón, el grifo o realizar posturas absurdas para que la luz automática no se apague mientras estás dentro. En nuestro día a día pasamos por situaciones ridículas porque no hay nadie que piense en estas cosas.

¿Esto es una formación orientada a diseñadores o a programadores?
Es justo la capa intermedia entre diseñador y programador: tienes que conocer el alcance de la tecnología para que lo que propones sea viable y tienes que tener sensibilidad de diseñador para poder transmitir tus ideas y que un diseñador ‘visual’ pueda aplicarle la capa visual correspondiente. De todas maneras hay muchos diseñadores y programadores que han acabado trabajando en esta profesión. Y puedo decir que tanto unos como otros acaban siendo grandes profesionales, tienen unos pilares de conocimiento muy sólidos.

En tu opinión, ¿crees que dentro del ámbito del diseño se está pensando en esta usabilidad o no? ¿Hay demasiado diseño y poca usabilidad?
Depende, creo que hay estudios que han sabido adaptarse y evolucionar y ven que a día de hoy la web no es una simple pantalla con un teclado y ratón: son experiencias, en un contexto muy determinado, que agrupa a determinados núcleos de población, con unas necesidades concretas, con distintos dispositivos, etc. Los que han tenido la capacidad de percibir esto ya están pensando en el usuario. Por otro lado, creo que aún hay bastantes empresas (agencias de publicidad sobre todo) que están demasiado centradas en el diseño y poco en la experiencia de uso. Muchas de estas agencias llevan la parte digital de grandes cuentas en nuestro país, por eso nos encontramos con lo que nos encontramos cuando usamos determinados servicios que esperamos que lo hagan de forma más intuitiva y útil.

Cada día hay más aplicaciones, más universo que precisa de nociones sobre usabilidad y experiencia del usuario. ¿Crees que esta en una formación de futuro?
Sin duda. Esto que estamos viviendo es sólo el principio. Imagínate lo que pasará cuando nuestro iPad pueda ser el mando a distancia de nuestro televisor o nuestro teléfono. O que podamos realizar la compra del súper desde nuestro frigorífico. O que sobre la realidad que vemos con nuestros ojos tengamos una capa de información que nos esté ofreciendo cosas que nos interesan. O que interactuemos con nuestros dispositivos (como ya está ocurriendo) con la voz o con gestos. ¡Son muchas cosas! Desde luego, es una formación con futuro.

¿Dónde radica el éxito de una web bien construida?
Creo que son necesarios que se den varios ingredientes: ser muy bueno en el sector donde quieres estar, tener a excepcional en la parte de desarrollo, a alguien muy bueno en la parte de UX, que también se encargue del copy, de redactar mails amigables o mensajes de error: muchas veces olvidamos que estos detalles también forman parte de la experiencia web. Y luego hacen falta unas cervezas bien frías siempre en el frigorífico: si no hay buen rollo vamos por val camino…

¿Qué materias se tratan en este máster?
Lo mejor es que os paséis por nuestra web, donde damos todos los detalles. Obviamente hacemos mucho hincapié en todo lo que tiene que ver con diseño, usuarios y evaluación, porque entender las necesidades de tus usuarios pasa necesariamente por analizar y entender a tu público objetivo.

¿Cómo fue la experiencia de la primera edición?
Para nosotros ha sido muy satisfactoria, pues por fin se ha materializado algo que llevábamos construyendo durante mucho tiempo. Personalmente creo que lo más bonito de todo esto es que el grupo se sigue organizando para quedar, comentar temas y compartir experiencias y conocimiento. No esperábamos que hubiera tanta química entre profesores y alumnos. Y esta buena química ha hecho que todo sea muy fluido durante las clases.

¿Con qué profesores?
Los profesores prácticamente siguen siendo los mismos de la pasada edición. Nos parece muy buena señal que quieran seguir con nosotros, porque significa que hay muchas ganas por compartir conocimiento y por ayudar a construir una profesión como otra cualquiera. Hemos tenido un vacío en este sector durante muchísimo tiempo y ya es hora de que cambie.

¿Qué empresa destacarías por tener una buena usabilidad y experiencia del usuario en sus plataformas web?
Durante 4 años fui director de usabilidad y experiencia de usuario en idealista.com, donde trabajamos un equipo de 12 personas… Imagínate: 12 personas dedicadas el 100% de su tiempo a que algo sea fácil de usar, no es genial?
A pesar de todo este tiempo transcurrido sigo utilizando idealista.com y con mucho orgullo veo que sigue siendo una empresa que siempre ha estado preocupada por el usuario final.

____
+info: kschool.com