Josep Patau presenta la Farrerons

La andadura de Josep Patau en el mundo tipográfico es ya larga. Entre sus fuentes están Negrona, Anduaga o Valliciergo, una tipografía exquisita que se basa en las muestras del cuadernillo Caligrafía inglesa editado en Madrid a finales del siglo XIX por el calígrafo Vicente Fernández y Valliciergo. Y es que, a Patau le apasiona la recuperación de fuentes antiguas para su digitalización. Como ya nos avanzaba este verano, desde hace tres años ha estado trabajando en la Farrerons. Una familia serif que está disponible en 10 pesos distintos y con la que Patau quiere dar solución a una amplia variedad de situaciones.

En la Farrerons destaca su gran legibilidad. Al mismo tiempo llama la atención su diseño, a veces muy punzante, lo que le da un carácter formal muy distintivo. Esas flechas son las que a su vez facilitan la lectura en textos pequeños. Por ejemplo, las posibles confusiones entre la «b» y la «d», o entre la «g» y la «p» quedan minimizadas (algo que seguro agradecerán quienes tienen algún tipo de dificultad en la lectura o sufren dislexia).

Ello se debe a que la inspiración de la Farrerons es una mezcla entre los caracteres en caja alta de la antigua tipografía romana y los caracteres en caja baja de las tipografías humanísticas del siglo XV. Un diseño contemporáneo que evoca el pasado, pero que también nos avanza hacia el futuro.

Esta fuente también contiene un conjunto de caracteres propios de Europa Central. Lo más sorprendente es que Josep también se ha atrevido con el cirílico para completar la familia.

Uno de los pesos está gratis en My Fonts, donde también puedes ver todos los detalles y conseguir la familia al completo.

_____

+info: tipopepel.com