Infografía: Mapa de las Desigualdades de Barcelona

Los grupos de Análisis de Datos y de Diseño de BComú –Barcelona En Comú– han creado una herramienta infográfica online que permite presentar de forma clara y comprensible los datos sobre las distintas realidades de la ciudad, de cada uno de sus barrios y distritos. Ésta es una pieza «eminentemente divulgativa y abierta a la colaboración» que nace desde la premisa de que no es suficiente publicar la información en formatos abiertos y editables, sino que también se debe hacer un esfuerzo por «hacerla inteligible».

Infografía: Mapa de las Desigualdades de Barcelona

Este Mapa de las Desigualdades de Barcelona se nutre de dos flujos de información. Por un lado, de datos publicados en bruto por organismos oficiales, especialmente del Open Data del Ayuntamiento de Barcelona. Por otro, de los propios indicadores que han elaborado el grupo de Análisis de Datos de BComú. «Pensamos que para hacer nueva política necesitamos nuevas perspectivas y no sólo eso, necesitamos información nueva», dicen en la formación.

En este mapa se reflejan distintas realidades como los datos referentes a las desigualdades (educación, salud, economía, etc.) en la ciudad, así como datos sobre la presión turística, temas que motivaron el desarrollo del Plan de Choque de Barcelona En Comú.

En el proyecto han participado activamente Paadin y Roger Masellas, quienes han aportado la parte gráfica y el diseño web respectivamente. «A pesar de que en la pieza colaboramos dos personas de Lamosca, no es una obra de estudio, sino un obra colectiva fruto de nuestra implicación personal (en diferentes grados) en un proyecto político», nos aclara Paadin.

El Mapa de las Desigualdades de Barcelona nace dentro de este «impulso democratizador de las instituciones ‘desde abajo’ que estamos viviendo», dice. «Como diseñadores, programadores, expertos en datos… podemos ayudar a ese impulso».

Infografía: Mapa de las Desigualdades de Barcelona

«Por una parte, BComú desde el principio tuvo la intención, no solo de analizar fuentes oficiales e interpretarlas, sino de recoger sus propios datos y generar sus propias redes de información para poder entender mejor la ciudad y sus problemáticas», explica Paadin. «Talleres de mapeo a nivel de barrio, muestreos, una comisión de Análisis de Datos… forman parte de este esfuerzo. Por otra parte, existe la necesidad de «comunicar las ideas que esos datos nos sugieren y asociarlos a nuestra acción política. No tanto como una herramienta de propaganda, sino como una forma de evidenciar que es la realidad de la ciudad y su análisis lo que nos mueve a la acción».

Analizar y combinar todos esos datos no es una tarea sencilla. Los principales obstáculos han sido «variedad de los datos y su escasez», explica el diseñador. «No todo lo que se publicita desde las instituciones como Open Data o Portales de Transparencia es, ni tan ‘Open’ ni tan ‘Transparente’», matiza. «Encontrar datos segregados por barrios (en lugar de por distritos) fue una de nuestras prioridades y una vez analizados, lo que resultaba claro es que su simple mapeo no era suficiente.

«Dar la posibilidad al usuario/a de hacer sus propias correlaciones –aunque estas no sean evidentes– nos parecía crucial».

«La comparación es la clave», dice. «Poder comparar la renta familiar con la esperanza de vida o el nivel de paro y el nivel de estudios… u otros indicadores menos evidentes como la presión turística es lo que permite formarse una idea propia y llegar a conclusiones, más allá de que se indiquen o sugieran».

Infografía: Mapa de las Desigualdades de Barcelona

Infografía: Mapa de las Desigualdades de Barcelona

Una herramienta abierta y colaborativa
Barcelona En Comú quiere poner a disposición de la ciudadanía una herramienta sencilla para facilitar la comprensión de su entorno. Generalmente los datos que se extraen de sitios como el Open Data del Ayuntamiento están descontextualizados, pero mediante este mapa se permite el análisis y a través del cruce de diferentes variables realizar comparaciones de esta información en relación con distintos indicadores. BComú considera que no es suficiente con publicar la información en formatos abiertos y editables, sino que también se debe hacer un esfuerzo por hacerla inteligible.

«Teníamos claro también al diseñar la herramienta que debía ser divulgativa, sencilla y clara».

«Pensamos que un Open Data real no pasa solo por poner a disposición del público los datos crudos, sino que además debemos hacer un esfuerzo por hacerlos inteligibles. Las diferentes interpretaciones y visualizaciones que se pueden hacer de un mismo set son una riqueza a fomentar», explica Paadin.

Una de las características más relevantes de este Mapa de las Desigualdades de Barcelona es que la ciudadanía también puede aportar sus propios datos y colaborar en el crecimiento de la pieza. «Una herramienta abierta y en permanente revisión y construcción».

mapadesigualtats.barcelonaencomu.cat