Ibán Ramón + Dídac Ballester = buen tándem, mejor diseño

Dos de los mejores exponentes del diseño que se hace en Valencia y en España se fusionan en un tándem  Dídac+Ibán o Ibán+Dídac; qué mas da cómo lo digamos, el orden de los factores no altera el producto, y en este caso hablamos de «buen producto» siempre que nos refiramos al diseño y la comunicación gráfica.

A lo largo de su carrera, ambos han demostrado que se pueden hacer trabajos inteligentes, sencillos y evocadores sin olvidar su compromiso con la calidad del diseño; dando prioridad a las ideas, a los procesos y a la colaboración con los clientes. Después de una amplia trayectoria en la dirección de sus respectivos estudios, Dídac + Ibán suman el bagaje de sus respectivos equipos en una nueva fórmula que, seguro, será enriquecedora.

El por qué de esta unión ahora nos lo explican ellos mismos: «Desde hace bastante tiempo la fusión de ambos estudios era algo más que una posibilidad, compartimos muchas cosas, en lo personal y en lo profesional. Tenemos pequeñas particularidades a la hora de trabajar que nos diferencian, pero sobre todo, lo importante es que compartimos el criterio. Esto ha hecho que en muchas ocasiones nos consultáramos el uno al otro acerca de algunos proyectos. También durante meses hemos reflexionado juntos y mantenido largas conversaciones sobre cuestiones teóricas y prácticas de la actividad del diseño. Además el momento actual, con todos sus contras, representa un gran oportunidad para cambiar cosas, y nosotros vamos a tratar de aprovecharla».

Ante la duda de cómo afecta este cambio a la hora de trabajar, la respuesta es clara: «El principal cambio que implica esta nueva fórmula es la forma de enfrentarnos a los proyectos, separando mucho más que antes las distintas fases de trabajo, las estructuras de los anteriores estudios se mantienen, cada uno de los dos dirige su propio equipo en el que se apoya para colaborar con el otro en la realización del trabajos».

El proceso no es mucho más complejo que el que ya desarrollaba cada uno por separado. Y, sin embargo, sí que aporta una mayor variedad y riqueza de matices. «Es en la fase inicial, de análisis e interpretación del encargo, cuando trabajamos codo con codo los dos hasta llegar a la idea que dará sentido al trabajo posterior. Después cada equipo desarrolla su parte, o incluso en ocasiones ambos equipos trabajarán de forma paralela para contrastar opciones, siempre hay una parte con suficiente distancia del trabajo como para adoptar una actitud crítica», apuntan.

«Mejorar la calidad de lo que hacíamos por separado, que es lo que nos interesa, por encima de otras cuestiones», ese es el objetivo final de la fusión. Una idea que conecta con los objetivos que ambos comparten para el futuro y aquellos proyectos que les gustaría desarrollar: «Nos apetece seguir haciendo el tipo de trabajos que hacíamos por separado: diseño editorial, identidad, gráfica para exposiciones y eventos; pero también nos interesa más colaboración con la empresa privada, el momento actual deber llevar a muchas empresas a replantearse su imagen y comunicación, y nuestra intención es colaborar en esta importante etapa con aquellas que nos lo soliciten».

»Por otro lado, a los dos nos interesa mucho la docencia, la relación con estudiantes, ya hemos dado clases y hemos ofrecido talleres, y pensamos seguir haciéndolo también juntos. Pero este nuevo proyecto de estudio no pretende únicamente mejorar la calidad de los trabajos, también la de los proyectos personales y de investigación de cada uno, y los de los dos en conjunto. Queremos que todo esto sea un estímulo y un catalizador para poner en marcha nuevas iniciativas más allá de las originadas por los encargos».

Y como para muestra un botón, ahí va su presentación en vídeo.

+ from Ibán Ramón + Dídac Ballester on Vimeo.

____

+info: ibanmasdidac.com