Guía para conseguir el éxito aunque seas un diseñador muy vago

Michael Bierut, el fundador de Design Observer y socio de Pentagram Nueva York, nos muestra los siete pasos para alcanzar el éxito como diseñador, aunque seas un vago. Extraída de una conferencia que ofreció en Toronto Designthinkers, el 3 de noviembre pasado. No hace falta decir que el tono es totalmente chistoso pero en algunas cosas no estaría mal que le hicieramos caso, seamos vagos o no.
1. Házlo fácil. 
”Evita las ideas que requieran el mismo nivel de artesanía que las que hace, por ejemplo, el diseñador canadiense Marian Bantjes. Su trabajo es extraordinario pero a mi nunca me surgen ideas que exijan tal cantidad de esfuerzo”. Uno de sus trabajos es crear ilustraciones sencillas para las páginas del New York Times lo que le lleva a pensar que si te encargan una cosa por la mañana debes tener algo ejecutado y presentable a las 5 de la tarde. De lo contrario rechaza el trabajo.

2. No reinventes la rueda [parte 1]. 
”En lugar de comenzar un proyecto con un papel totalmente en blanco, usa el enfoque como si fueras un MacGyver cualquiera. Seguro que puedes usar alguna cosa que tengas por ahí. O bien utilizas lo que ya hay o bien aprovechas alguna cosa que tengas hecha”. 

3. No reinventes la rueda [Parte 2]: girar las rueda en la dirección correcta. 
”Quédate con lo que el cliente tiene, simplemente retócalo. Si te dicen, ‘lo que tenemos es bueno, solo necesita algunas mejoras’, pues eso no le des más vueltas. Muchas veces no hacemos caso al cliente y pensamos en darle vueltas y vueltas a la rueda a ver si conseguimos venderle algo totalmente diferente a lo que necesita o quiere”.

4. Haz lo que te dicen. 
”Simplemente siguiendo las instrucciones del cliente el resultado será maravilloso”. 

5. Robar. 
”Si tu idea no funciona, roba una”.
6. Una vez que se te ocurra algo, no lo abandones. 
”Aunque la idea no funcione, no busques una nueva. Curratela a muerte. Al final, cualquier idea, por mala que sea, si la trabajas seguramente acabará siendo buena”. 

7. Haz que otras personas hagan el trabajo. 
”Aunque los diseñadores estén muertos o jubilados, si te empeñas el trabajo puede dar grandes resultados. Mira a tu alrededor y verás como siempre hay gente dispuesta a hacer cualquier cosa. Piensa que al final un equipo es bueno si sabes dirigirlo”.

Michael Bierut, el fundador de Design Observer y socio de Pentagram Nueva York, nos muestra los siete pasos para alcanzar el éxito como diseñador, aunque seas un vago. Extraída de una conferencia que ofreció en Toronto Designthinkers, el 3 de noviembre pasado. No hace falta decir que el tono es totalmente chistoso, y una excusa para mostrar sus propios trabajos, pero en algunas cosas no estaría mal que le hicieramos caso, seamos vagos o no.

1. Házlo fácil.
“Evita las ideas que requieran el mismo nivel de artesanía que las que hace, por ejemplo, el diseñador canadiense Marian Bantjes. Su trabajo es extraordinario pero a mí nunca me surgen ideas que exijan tal cantidad de esfuerzo”. Uno de sus trabajos es crear ilustraciones sencillas para las páginas del New York Times, lo que le lleva a pensar que si te encargan una cosa por la mañana debes tener algo ejecutado y presentable a las 5 de la tarde. De lo contrario rechaza el trabajo.

2. No reinventes la rueda [parte 1].
“En lugar de comenzar un proyecto con un papel totalmente en blanco, usa el enfoque como si fueras un MacGyver cualquiera. Seguro que puedes usar alguna cosa que tengas por ahí. O bien utilizas lo que ya hay o bien aprovechas alguna cosa que tengas hecha”.

3. No reinventes la rueda [Parte 2]: girar las rueda en la dirección correcta.
“Quédate con lo que el cliente tiene, simplemente retócalo. Si te dicen, ‘lo que tenemos es bueno, sólo necesita algunas mejoras’, pues eso, no le des más vueltas. Muchas veces no hacemos caso al cliente y pensamos en darle vueltas y vueltas a la rueda a ver si conseguimos venderle algo totalmente diferente a lo que necesita o quiere”.

4. Haz lo que te dicen.
“Simplemente siguiendo las instrucciones del cliente el resultado será maravilloso”.

5. Robar.
“Si tu idea no funciona, roba una”.

6. Una vez que se te ocurra algo, no lo abandones.
“Aunque la idea no funcione, no busques una nueva. Currátela a muerte. Al final, cualquier idea, por mala que sea, si la trabajas seguramente acabará siendo buena”.

7. Haz que otras personas hagan el trabajo.
“Aunque los diseñadores estén muertos o jubilados, si te empeñas, el trabajo puede dar grandes resultados. Mira a tu alrededor y verás como siempre hay gente dispuesta a hacer cualquier cosa. Piensa que al final un equipo es bueno si sabes dirigirlo”.

……
vía: azuremagazine.com



  • nacho

    A mi no me parece correcto. Pero bueno … como dice el viejo dicho …"no existen buenas ideas, sino buenos clientes".
    Ademas para cambiar un poco este punto de vista, les recomiendo que lean un poco lo que dice Paul Arden.

  • Juan Antonio

    El punto número cuatro es para partirse de risa. No creo que haga referencia al cliente español. Maravilloso dice…. madre mía..

  • Totalmente de acuerdo con el post! Que bueno lo de no reinventar la rueda…jeje cuantas y cuantas veces se me ha ocurrido reinventar..para luego no vender nada..jeeje en fin..
    me ha encantado..

    100% con lo que dice Michael Bierut

  • En el libro, «El diseño rentable», sobre: el cliente siempre tiene la razón,… dice totalmente lo contrario,… -que muchos buenos proyectos, se estropean por culpa de caprichos del cliente-, algo así es lo que dice.

  • no se…….
    hay cosas que tomo y otras que no.
    Te lo aseguro.
    Que el cliente siempre tiene la razón ,,,,como se dice aquí,,,, " eso era en la época de Franco".

  • me encanta, creo que lo voy a seguir al pie de la letra….
    jejeje saludos!