Google amplía la resolución de pantalla a 300 ppp con su nuevo Nexus 10

Hace ya semanas que los Reyes Magos nos trajeron una estupenda tableta y un teléfono móvil. Un Nexus 4 y un Nexus 10. Nada más llegar a la redacción fue como un caramelo en la puerta de una escuela, todo el mundo quería saborear las nuevas máquinas de Google. A primera vista, todo positivo. Se nota que Google quiere (veremos si lo consigue) introducirse seriamente en el mundo de la ‘movilidad’, un espacio en el que todo el mundo quiere su parte del pastel. Como ejemplo Firefox que acaba de lanzar su línea de smartphones.

No voy a hacer una ‘review’ técnica al estilo de cuántos megas y qué resolución de pantalla tiene cada máquina, porque en primer lugar ya hay muchas en las que podéis valorar exactamente estos términos mucho mejor que lo podemos hacer aquí. Lo que sí valoraremos son ciertos aspectos estéticos y funcionales que nos han parecido interesantes.

Antes que nada debo decir que es la primera vez que me enfrento a un ‘chisme’ que no sea Apple, con los prejuicios que esto supone, y que por otro lado, no hay posibilidad de hacer una crítica que no esté contaminada y que no sea una especie de comparativa obligada. Dicho esto, las máquinas de Google tienen una apariencia muy sólida y de calidad. Tanto el móvil como la tableta dan la sensación de un buen nivel de materiales. Respecto al funcionamiento, la sensación no es la misma. Habría que acudir a los datos estrictamente técnicos para saber si la velocidad, tarjeta gráfica, disco, pantalla… son mejor o peores que otras tabletas o móviles, pero mi experiencia no fue del todo positiva. Seguramente no tanto por la máquina, sino por el software Android 4.2, que luego veremos.

TELÉFONO
Es un teléfono Android. Un buen teléfono que le da muchas vueltas al iPhone 4. Al iPhone 5 no tantas. Fabricado por LG es excelente en todo. Peso, rapidez, agradable y mucho más barato que un Apple.

Qué nos interesa a los diseñadores. Formato, resolución y tipografía. El formato, está pensado para todo lo que sea visión panorámica. No funciona para publicaciones o formatos a los que estamos más acostumbrados. En el formato panorámico no encaja nada bien. Las revistas, libros son muy verticales o demasiado horizontales. Igual es costumbre, pero no acaban de encajar las cosas.

TABLETA
Suele ‘colgarse’ más a menudo de lo que debería, sin un uso muy exigente. Los movimientos de los botones, clics y pantallas se ralentizan muy a menudo. La conexión wifi suele desaparecer y es necesario apagar y encender para que vuelva en sí. La batería dura más bien poco, para ser una máquina recién sacada de la caja. Todo esto es lo malo, que sinceramente, no es en absoluto concluyente (si me pongo a contar todos los fallos de un iPad no acabamos). Lo bueno. Es una tableta bastante ligera, con una pantalla panorámica muy interesante para los jugadores empedernidos y devoradores de películas. Sobre todo porque el audio se ha colocado en la parte frontal con dos altavoces que aunque suena un poco mal son mucho mejores que el infame altavoz trasero de los iPads. También es más agradable al tacto, puntas redondeadas, fino. El iPad es frío, muy frío y pesa bastante. La tableta está fabricada por Samsung. Algo que no se oculta ya que la marca viene claramente en la parte trasera y es una manera de garantizar que se trata de una buena máquina. Pensemos en la asociación de marca del consumidor y que para muchos Google todavía es sinónimo solo de ‘Buscador’.

EXPERIENCIA
En el fondo, después de estar un par de semanas con la tableta esto es lo que cuenta, la experiencia. Mi experiencia fue buena. No excelente, pero buena. Más por la máquina que por la experiencia visual y esto para un creador visual es importante. Probar otro soporte es interesante para ver que este tipo de máquinas van a ir sustituyendo a las revistas, libros, ordenadores portátiles y que en no muchos años este tipo de dispositivos será como un microondas o una silla en nuestras casas o trabajos. La máquina de Google vale la pena. De lo que no estoy tan contento es de la experiencia con el sistema operativo. Aunque tiene muchas cosas positivas, no es tan fino y agradable como el de Apple; parece como hecho con prisas y muchos aspectos poco pensados. Iconos feos, sobreinformación y color… Y sobre todo que para un usuario del universo Apple en lo que todo es lógica aquí de repente todo se convierte en raro. No digo que no me acostumbraría a vivir en este nuevo paisaje pero es como pensar que me acostumbraría a escuchar Cadena Dial y no pasaría nada. Me asusta.

Resolución y formato
La resolución de pantalla es de 2560×1600 lo que supone 300 ppp. Superior a Apple y lo que equivale a la misma calidad que el papel. Dentro de nada la resolución de pantalla a 72 ppp desaparecerá. Aunque aparentemente es la más alta del mercado y supone una calidad superior, está lejos de la cristalina e increíble nitidez del ‘retina display’ de Apple. Seguro que los más técnicos dirán que no o que es imposible, pero es un tema de percepción. En cuanto a resolución también es un inconveniente, ya que tanto para el iPad como para iPad Mini existe un estándar (1024×768) y diseñar cosas para esta otra resolución es un pequeño problema. Aunque dentro de poco nos tengamos que ir acostumbrando a resoluciones superiores -parece que Apple apostará por una pantalla con más de 300 ppp (ver: http://www.abc.es). De todos modos lo importante para mí es el formato. No es lo mismo un 4:3 que un 16:9. Y eso lo cambia todo.

Tipografía
Este apartado es interesante. Resulta que los amigos de Google tienen una cosa que se llama Google Fonts y que a la menor oportunidad nos ponen delante de nuestros ojos para que nos vayamos acostumbrando a usar sus fuentes, y de ese modo se conviertan en un standard visual como ocurre con Helvetica o Georgia. A todo el mundo le sienta bien una Helvetica, es un standard. Pues aquí, ojo al dato, cuando se visita una web con preferencias ‘Serif’ o ‘Sans’ en la tipografía de la web, Android por defecto -se puede cambiar- nos encasqueta ‘Google Serif’ o ‘Google Sans’ (que son excelentes tipos sea dicho de paso) pero que destroza literalmente tu diseño. Tú que has pensado poner una tipografía con su kerning y su espacio… De repente aparece una tipo de Google que destroza toda la composición. Hay que tenerlo en cuenta.

Gráficos
Un tema aparte de lo que es la tableta o el teléfono en sí es el sistema operativo. No tanto por su eficacia como sistema que es muy efectista y en muchos casos eficiente y mucho más evolucionado que el IOS de Apple. Sino por su gráfica. Que me perdonen los diseñadores de Android pero deberían contar con un buen director de arte que uniese toda la interface para unificar aspectos gráficos. Parece una interface pensada por partes. Cosas grandes con cosas minúsculas. Efectos de película de ciencia ficción con movimientos muy rústicos. Estó todo como desproporcionado y poco unificado. Algunos de los iconos que trae el sistema por defecto parece que son de broma. ¡Habéis visto el icono de ‘Play Music’?! En general no hay uniformidad. Pero el icono que más gracia me ha hecho ha sido el de ‘Home’ o ‘casa’. Lo que viene siendo el botón frontal del iPhone-iPad. Intenta simbolizar una casa pero no acaba de parecerlo. Es una flecha hacia arriba pero tampoco. Aunque lo más llamativo es la exagerada ampliación de un menú cuando nuestros dedos no alcanzan a atinar en un pequeño menú. Si en Apple la lupa de ampliación sirve de poco ya que cuando se amplía el dedo suele tapar lo que se amplía, aquí la ampliación es tan exagerada que la primera vez que lo ves te asustas. ¿Hace falta ampliar tanto las cosas?

La prueba definitiva de un cacharro de estos es dárselo a tu sobrino de 5 años y ver cómo lo usa. Si al cabo de 10 minutos decide coger el iPad y compruebas que aquí su lógica funciona a la perfección, no hay más que hablar.
______
+info: google.com

  • ¡Os cuento un secreto! Dentro de poco no habra este problema con las tipos… Y no os cuento más! ;)

    • gràffica

      Octavio por favor! Cuenta, cuenta…

  • Una puntualización sobre la tipo.

    Si en una web indicas que el texto debe aparecer en:
    font-family: Arial, Helvetica, sans-serif;
    y el dispositivo no dispone ni de Arial ni de Helvetica te va a poner una tipo de sistema que sea Sans Serif (Droid Sans en este caso).

    Los diseñadores web hemos tenido que contar con ello toda la vida, y si queremos usar Helvetica sabemos que en un PC se verá Arial.

    Por suerte las Web Fonts romperán con todo esto, en gran parte gracias a la popularización que ha hecho Google del formato.

    • gràffica

      Exacto Albert. Buena puntualización.