FOTOMATÓN: Enric Satué

foto-satue2.jpgEnric Satué tiene la maleta llena… muy llena. Su bagaje en el mundo del diseño, de la imagen, de la comunicación, es amplísimo. Casi a cada pregunta piensa, y piensa como rebuscando en la memoria de su disco duro la respuesta más acertada según su experiencia. Aprovechando que se inauguraba la exposición ‘Arte en la tipografía y Tipografía en el Arte’ le hicimos esta foto rápida en el Centre de Cultura Contemporanea Octubre.

Nombre completo, fecha y lugar de nacimiento.
Enric Satue Llop – 23 octubre de 1938 – Barcelona
¿Qué diseños recuerdas en tu casa cuando eras niño?
Cuando era pequeño tenia delante muy poco paisaje gráfico interesante, pero a pesar de todo, los ojos ven y la memoria recuerda. Así que recuerdo unos calendarios de pared ilustrados por Francisco Ribera, las cajas azules de la regaliz Zara y los cubitos amarillo y rojo del caldo Maggi. Este era el patético paisaje gráfico de mi infancia.
Si no te hubieras dedicado al diseño, ¿qué te gustaría haber hecho en tu vida?
Idealmente, dedicarme a la arquitectura o la pintura.
Un consejo para quienes aspiren a vivir del diseño.
En primer lugar, intentar ofrecer un servicio competitivo y autoexigente. Para hacer las cosas mejor que la media, o mejor que todos, hay que ser autoexigentes. Y luego una absoluta permeabilidad, dejarse influir por lo que implica ser permeable a la opinión de otros, que suele no coincidir con la nuestra. Quien aspire a vivir del diseño no debe tener actitudes prepotentes ni permitirse arrogancias de artista. Hay mucho más para aprender que para enseñar, y la cualidad de permeable permite, encima, absorber e interpretar las necesidades del cliente.
Diseño es…
Sencillamente, un servicio a la comunicación. Ese es el justificante principal de todo cuanto hacemos. Si además de cumplir este requisito tiene algún interes gráfico, plástico o de representación de un periodo histórico, tanto mejor.
¿Cuál fue el primer trabajo que hiciste?
[Piensa y piensa y rebusca en su memoria]
El primer trabajo del cual me pueda sentir responsable fue para una empresa de fotograbado que se llamaba Roldán, para la que diseñé un calendario publicitario.
¿Y el último?
La imagen corporativa de la Universidad Internacional de Andalucía.
Selecciona tres trabajos esenciales en tu carrera.
Probablemente, esos trabajos ya no los recuerda nadie, pero para mí fueron fundamentales:
La revista CAU, del Colegio de Aparejadores de Barcelona.
Los libros de Ediciones Alfaguara.
El logotipo del Instituto Cervantes.
Cita un diseñador con el que te gustaría trabajar.
[Da vueltas y vueltas… piensa y piensa… y dispara]
Desafortunadamente, muchos con los que me gustaría trabajar han muerto, pero con el que sin duda encajaría, tanto a nivel personal como intelectual y profesional, sería Alberto Corazón. De hecho, de una manera metafórica puedo decir que es como si trabajáramos juntos desde hace más de treinta años.
Una empresa a la que le cambiarías la imagen.
El Corte Inglés
¿Que le dices a alguien cuando te dice que no le gusta lo que has hecho?
Peor para él. A estas alturas creo, sinceramente, que mi bagaje de diseño garantiza una calidad mínima.
La última tipografía que has redescubierto y que tenías olvidada.
Bifur de Cassandre. Fue un tipo totalmente equivocado desde el punto de vista tipográfico, pero muy atrevido e innovador. Y diseñado por alguien muy capaz.
Un número del pantonero con el que te harías un traje.
El mío es el 186.

Elige y razona tu elección:

Neville Brody/David Carson
Neville Brody. Sobre todo porque después de sus aportaciones revolucionarias a la cultura tipográfica digital ha reconocido hace poco que lo mejor es manejarse con 2 o 3 tipografías clásicas y basta. Y porque ha tenido una trayectoria más sólida que Carson, que acertó una vez y basta.
Milton Glaser/Paul Rand
Conozco personalmente a Glaser, pero prefiero a Rand por emblemático, pionero, explorador, marcador de pautas a partir de su obra… Milton Glaser es mucho, pero es menos que todo eso. En 1986 fui jurado internacional de un premio que se debatió en Florencia y todos coincidimos en que el primero se lo debía el diseño a Paul Rand.
Freehand/Ilustrator
Para mí el Freehand va la mar de bien.
Quark/Indesign
Creo que el Indesign será más eficaz y definitivo que el Quark.
Garamond/Helvetica
Oh! no, no… las dos. Es como elegir entre hombre o mujer. Sería una elección incompleta, amputada.
Las dos. Garamond y Helvetica. Serif y Sans Serif.
Estudio/Agencia
Estudio, porque está más cerca de lo que entendemos por independiente, autónomo, libre. Agencia suena más a mercado, a gestión más que a creación.
Papel/Digital
Papel. El destino final tiene que ser el papel, aunque el vehículo en el que se trabaje sea digital. El papel tiene una nobleza que no tiene la pantalla. Y es lo permanente contra lo fugaz, porque dura más el papel que el acero.
Mac/PC
No tengo preferencias, pero digamos Mac, porque es más fácil de manejar.

Un equipo de fútbol, un político, una ciudad para vivir.
[Piensa y piensa]
El Barça, Pericles (que tuvo a Fidias de Art Director) y Nueva York.
Un homenaje a un diseñador que todavía no se le ha reconocido.
Josep Sala.
Una marca que detestas y que despierta alabanzas en el mundo del diseño.
Camel. Me mortifica el hecho de que haga 100 años que la ilustra un camello, cuando debería ser un dromedario. ¿Es que nadie se ha dado cuenta? ¿O lo han vuelto un ardid publicitario?
La película que nunca te cansas de volver a ver. El libro que nunca te cansas de releer.
Cualquiera de Hitchcock y Don Quijote de la Mancha.
Si estuviera en tus manos ¿que cambiarías del mundo del diseño?
La idea de que estudiar diseño es una manera de ahorrarse carreras universitarias comme il faut. Lo cambiaría castigando a los futuros diseñadores a que, además de diseño, estudiaran tres carreras a la vez: Estética, Sociología y Empresariales.
¿Qué se debería enseñar en las escuelas de diseño y no se enseña?
Pues eso: Estética, Sociología y Empresariales. Sobre todo sociología, porque la comunicación es un hecho social y la sociología nos prepararía en el conocimiento de esa audiencia a la que nos dirigimos, y nos proporcionaría argumentos para mejorar nuestro trabajo. Estética porque un conocimiento amplio de la estética es esencial. Y empresariales porque gestionar negocios y proyectos es cosa parecida, y desde luego útil y necesario saberlo.
¿Eres de los que opinan que tú lo hubieras hecho mejor?
Es un instinto irrefrenable. A menudo si, pero ya sabemos que nadie es perfecto.
Échale imaginación y proponle a los políticos algo para mejorar el mundo del diseño.
A estas alturas de la democracia española creo que ya se puede afirmar que el diseño y la política son incompatibles. Los políticos están convencidos de que lo que hacen está tan bien que no conseguimos ganar su confianza. Como mucho, pagan algunos servicios prestados cediendo locales para asociaciones, centros de diseño y cosas así. Por lo visto, tenemos objetivos y motivaciones diferentes, y por tanto, somos poco menos que incompatibles.
Tu foto a toda página en la portada de una revista: ¿qué revista y por qué razón?
Si no hubiera más remedio que aparecer a toda página en la portada de una revista, que no hay porque, me gustaría salir en la revista Time. Aparecer en ella es algo así como entrar a formar parte de un Hall of Fame de nivel mundial. Es como un Davos del diseño, y lo cierto es que a lo largo de su historia han publicado las fotos de más de un diseñador o ilustrador.

–––––––––––
+Fotomatón:
FOTOMATÓN: Juan Martínez
FOTOMATÓN: Enric Jardí