¿Existe el estilo tipográfico?

 

portada_big¿Es una invención de quienes estudian la historia de los tipos? ¿Es algo a lo que aspira un diseñador de letras? ¿Es algo inevitable, es decir se tiene aunque uno no lo busque? ¿Es una categoría útil o una mera exquisitez?

Cuando en 1992 apareció la primera edición de Los elementos del estilo tipográfico, la respuesta de los lectores fue unánimemente entusiasta; el gran diseñador de letras Hermann Zapf, por ejemplo, afirmó con optimismo: “Espero ver a este libro convertido en la biblia de los tipógrafos.” Esta tercera edición —la primera que llega al español— confirma el carácter de clásico instantáneo de la obra, en la que, a decir del editor David R. Levine, el autor “combina acertadamente lo personal con lo práctico, lo filosófico con lo verdaderamente útil”.

Para Robert Bringhurst, la tipografía es el arte de dotar al lenguaje de una forma visual duradera. Este volumen es una guía de campo que se puede llevar en el bolsillo mientras se contemplan las maravillas vivientes del territorio tipográfico y también una meditación sobre los principios ecológicos, las técnicas de supervivencia y la ética que se aplican en él. Escrito con la sensibilidad de un poeta y el cariño del traductor por todas las lenguas, el libro presenta entre otros los siguientes temas:

  • origen y transformaciones históricas de los tipos,
  • ritmo y proporción tipográficas,
  • armonía y contrapunto en el uso de fuentes,
  • elementos estructurales de las letras,
  • uso de símbolos no alfabéticos,
  • selección y combinación de tipos,
  • composición de páginas,
  • consideraciones tecnológicas y
  • refinamientos de las fuentes.

Los elementos del estilo tipográfico se cierra con varios apéndices: uno que presenta los caracteres más utilizados en la práctica, otro que describe letras y signos, un glosario tipográfico y dos listas comentadas de diseñadores de tipos y fundiciones tipográficas.

…………
+info: Libros sobre Libros

  • jordi embodas

    Para el que no se lo había leido en inglés ya está tardando en hacerse con la version en castellano, es imprescindible. También espero que pronto sea obligatorio en las escuelas de diseño.