Etcétera y etc. Cuándo abreviar

La abreviatura etc. ʻetcéteraʼ: puede quedar a final de línea o de párrafo (ya que tiene relación con lo que le precede y no con lo que le sigue), pero no puede quedar sola formando una línea y estar separada de los demás elementos de la enumeración. Este aspecto casi nadie lo tiene en cuenta y muchísimas veces la abreviatura aparece al principio de la línea sin el resto de elementos de la enumeración Tesón, fuerza, coraje, ganas de vivir, / etc., un descuido poco afortunado. En el caso de que tenga que bajar a la siguiente línea, la abreviatura tendrá que desaparecer y escribirse desarrollada: Tesón, fuerza, coraje, ganas de vivir, / etcétera. Esa es la razón de que algunas cabeceras no utilizan nunca la abreviatura etc. y prefieran su desarrollo: de esa manera no tendrán que estar pendientes de la posición en la que haya quedado para dejarla o desarrollarla.

También hay dudas acerca de la puntuación que le rodea. Si la palabra etcétera forma parte de una enumeración más amplia pero la frase continúa, no debe desaparecer la coma: “tesón, fuerza, etc., además de […]”. Hay muchos que piensan que el punto ya establece la pausa y por tanto la coma es innecesaria pero esto no es así, ya que el punto señala la abreviación de la palabra, en ningún momento realiza otra función. Sin embargo, en el caso del punto final de frase no sucede lo mismo: el punto que acompaña a etc. se pone para indicar que se ha abreviado la palabra y con este punto se entiende también que la frase concluye, por lo que sería incorrecto poner dos puntos (etc..).

  • Pingback: Ortotipografía: comillas()

  • Bueno, cuando se escribe en forma desarrollada las cosas empeoran, porque puede ocurrir que se acabe con «etcé- / tera». Claramente aquí sería preferible usar «etc.», que cabría al final del renglón sin problemas y quedaría bien. Como «etcétera» es más largo puede dar más problemas en el ajuste de líneas. Como todo en ortotipografía, ni sí, ni no, sino que depende.

  • Tomas

    Muchas gracias por el artículo,nunca dejamos de aprender

  • Maria

    etcétera, etcétera… gracias Raquel!