Erik Spiekermann: «Me encantaría trabajar con Javier Mariscal»

Erik Spiekermann se inició en el diseño gráfico como impresor y hoy es uno de los tipógrafos imprescindibles de las últimas décadas. Entre sus tipografías destaca la Meta (considerada por algunos como «la Helvetica de los 90») y cuenta con clientes como Philips, Levi Strauss Co., AEG, la editorial Gruner + Jahr y el Museo Getty. Desde 1979 dirigió el estudio MetaDesing en Berlín. Ahora acaba de empezar una nueva aventura con Edenspiekermann con sedes en Berlín, Amsterdam y Stuttgart.
_

Nombre completo, fecha y lugar de nacimiento.
¿Es importante? Bien, Erik Spiekermann, nací el 30 de mayo de 1947, en Alemania. Tengo 64 años.

¿Qué diseños recuerdas en tu casa cuando eras niño?
El del papel de pared malo.

Si no te hubieras dedicado al diseño gráfico, ¿qué te gustaría haber hecho en tu vida?
Antes no me dedicaba al diseño. Probablemente fuera impresor, así es como empecé. Impresor y encargado de los tipos.

Un consejo para quienes aspiren a vivir del diseño.
El mismo consejo que doy a todo el mundo: aprended, aprended, aprended. Tres veces. Aprended todo.

Diseño gráfico es…
Comunicación visual.

¿Cuál fue el primer trabajo que hiciste?
No lo recuerdo, hace mucho de eso… trabajaba como impresor cuando era joven, así que probablemente fuera una tarjeta de visita o algún membrete corporativo para alguien, pero yo tenía solo quince años, así que hace mucho de eso.

¿Y el último?
Una presentación para Barcelona [risas]. ¡Es trabajo! ¡Me llevó un día entero!

¿Y el último trabajo de diseño?
Trabajo en tantas cosas a la vez que nunca hay un ‘último’. Llevo un estudio de cincuenta personas, así que cuido de que todos los proyectos salgan bien.

Cita a un diseñador con el que te gustaría trabajar.
Sí. Por ejemplo, en Barcelona me encantaría trabajar con Javier Mariscal. Porque sus cosas son muy diferentes a las mías, y me cae bien. Es divertido y le gusta beber y comer y a mí me gusta beber y comer, y está chalado… me encantaría trabajar con él. Hacer una película o algo así.

Una empresa a la que le cambiarías la imagen.
Hay una empresa cuya imagen cambiaría, la alemana Opel. Tienen una marca horrible. Sus coches son mucho mejores que su marca.

¿Qué le dices a alguien cuando te dice que no le gusta lo que has hecho?
Me da igual, no necesito su opinión. Lo hago porque me gusta, no porque le guste a otra persona.

La última tipografía que has redescubierto y que tenías olvidada.
Estoy volviendo a Akzidenz Grotesk. Empecé con ella cuando era muy pequeño y ahora estoy volviendo a usarla.

Un número del pantonero con el que te harías un traje.
Me gusta el Pantone Warm Red. Es del único que me acuerdo. Es bonito.

Elige y razona tu elección:

Neville Brody/David Carson
Neville, por supuesto. Es un buen amigo.

Milton Glaser/Paul Rand
Paul Rand, porque tiene un sistema parecido, unas conclusiones que se aproximan a las mías. Me encantan los dibujos de Milton Glaser, pero el trabajo de Rand es más parecido al mío.

Freehand/Ilustrator
Illustrator.

Quark/Indesign
Indesign.

Garamond/Helvetica
Garamond.

Estudio/Agencia
Estudio.

Papel/Digital
Papel.

Lápiz/Ordenador
Lápiz.

Mac/PC
Mac, por supuesto. Desde 1985.

Un equipo de fútbol, un político y una ciudad para vivir.
Mi equipo favorito es el de mi padre, el Borussia de Dortmund, actuales campeones de Alemania. Aún tengo la camiseta de cuando mi padre jugaba, amarilla y negra. De los años treinta. Él jugaba cuando tenía diecisiete años. El negro y el amarillo también son mis colores favoritos.

No hay políticos que me gusten. Lo siento.

Berlín.

Un homenaje a un diseñador olvidado.

Louis Oppenheim, un diseñador alemán que murió en los años 30. De nombre judío, un excelente diseñador de carteles. Pero nadie lo conoce.

Una marca que detestas y que despierta alabanzas en el mundo del diseño.
Gucci. Es horrorosa. Sé que gusta mucho en España y en Italia, pero yo soy norteño, protestante. No me gusta el oro, sino la plata. A los protestantes les gusta la plata, a los católicos el oro. Gucci es demasiado rica para mí, demasiado barroca. Prada, por ejemplo, es plata. Protestante a pesar de ser Italiana. Gucci es católica.

La película que nunca te cansas de volver a ver. El libro que nunca te cansas de releer.
Me cuesta reconocerlo pero es 2001, una odisea en el espacio. La he visto más de cinco veces. Es muy buena, en parte por la música. En libros recurro mucho a los clásicos alemanes, mi autor favorito es Heinrich von Kleist. Este año hace doscientos años de su muerte, en 1811.

Si estuviera en tus manos, ¿qué cambiarías del mundo del diseño gráfico?
Que nos dieran más importancia a la hora de diseñar cosas públicas, papelería institucional, señaléticas, cosas que todo el mundo ve.

Si estuviera en tus manos ¿qué propondrías a los políticos que hicieran para cambiar las cosas?
Los buenos diseñadores deberíamos estar más comprometidos con el medio ambiente, porque podemos hacer cosas muy buenas. La mayoría de las cosas que vemos en la administración pública, los papeles que tienes que rellenar, son horribles, en algunos países es algo mejor, pero las señales públicas, los papeles y las comunicaciones del Gobierno, son realmente malos. A veces creo que quieren que seamos estúpidos y no entendamos los textos. Creo que nosotros deberíamos tener algo que hacer al respecto.

¿Qué se debería enseñar en las escuelas de diseño y no se enseña?
Yo distingo entre ‘prácticas’ y ‘educación’. En las agencias quieren que los diseñadores tengan prácticas, que vengan a la agencia y sepan Illustrator, Indesign, Dreamweaver, HTML y empiecen a trabajar. Yo quiero que tengan educación, que lean, que piensen, que aprendan idiomas, que viajen… pueden aprender Illustrator e Indesign en dos semanas. Pero en las escuelas deberían ser abiertos y no limitados.

Tu foto a toda página en la portada de una revista: ¿qué revista y por qué razón?
The Economist porque yo la diseñé hace diez años y nunca he salido en la portada.


+Fotomatón

  • Pingback: gràffica.info | Erik Spiekermann: Putting Back the Face into Typeface (subtítulos en castellano)()

  • Muy buena entrevista! estoy convencido que tanto Erik como Javier son dos personas a las que muchos lectores de esta página web les encantaría trabajar con ellos.

  • Pingback: Erik Spiekermann o la pasión por la tipografía. | Por las Tramas()

  • Me encanta este berlinés, porque tiene la mente abierta y muy bien amueblado el coco. Es fresquito porque vé la educación abierta como me gusta a mi. Que es mejor que tengan un campo abierto en cultura a que sepan los programas de ordenador que lo pueden aprender siempre pero la vivencia de la vida no. ¡Jo, es una pasada este señor!. No sé si me explico. A mi me encantaría trabajar con él aunque fuera solo para recoger la vibraciones positivas que emana.

  • Pingback: “…aprended, aprended, aprended. Tres veces. Aprended todo.” | g:lou()

  • Sil

    He aquí mi homenaje al grandísimo Erik Spiekermann. :) http://issuu.com/sil_bubble/docs/erikspiekermannc

  • globa

    Imagino que el señor Javier Mariscal no podrá dormir ante tales palabras de este grande!

  • David Ferreira

    "Yo distingo entre ‘prácticas’ y ‘educación’. En las agencias quieren que los diseñadores tengan prácticas, que vengan a la agencia y sepan Illustrator, Indesign, Dreamweaver, HTML y empiecen a trabajar. Yo quiero que tengan educación, que lean, que piensen, que aprendan idiomas, que viajen… pueden aprender Illustrator e Indesign en dos semanas. Pero en las escuelas deberían ser abiertos y no limitados." Me quito el sombrero ante tales palabras!

  • Lástima no poder haber ido a verlo en persona. Este hombre emana sabiduría por todos los lados. Grande Erik !!!

  • A mi me encanatría trabajar con Erik Spiekermann. Puto amo.

  • ¿y a quién no?, a mi también me gustaría trabajar con Javier… Sr. Spiekermann, admiro su trabajo desde hace mucho… y coincido con casi todas las cosas que dice en su entrevista, solo soy 10 años mayor, pero parece que pensamos igual…
    Gracias, Ric.