El País Semanal o ponme bien esa cabecera

La nueva portada de EPS: digo yo que pensar demasiado un diseño es malo, pero no pensarlo en absoluto también.

La nueva portada de EPS: digo yo que pensar demasiado un diseño es malo, pero no pensarlo en absoluto también.

El pasado domingo 6 de septiembre, desperté de mi laaaarga siesta estival y vi la nueva cabecera del suplemento de El País. Se hizo pública la caída de uno de los pocos detalles brillantes del diseño del semanario: la minimalista cabecera vertical. Siento de veras que reportajes tan excelentes estén enterrados, a partir de ahora, bajo una portada tan vulgar.

Había muchas razones para mantener la apuesta por la gran foto, el pequeño (aunque mejor si hubiera sido inexistente) titular y la sobria cabecera en el encuentro con el lomo. Así conseguían una foto axial y una economía de palabras que otorgaba valor a la imagen. Era una apuesta como sólo podía hacer un diario como El País; un detalle que lo distinguía de la competencia. A la antigua portada incluso le sobraba el titular. ¿Para qué decir lo evidente? Si queda algún lector de El País que no sepa quién es Naomi Campbell o Cristiano Ronaldo, o que un tipo con túnica, turbante y un kalasnikov es un talibán afgano, o que hay un reportaje de ese tema en el interior, mejor que Prisa se dedique a otra cosa. Hubiera sido bonito dejar la foto muda. Un mensaje es más universal por estar exento de palabras. Una portada es mejor cuando plantea una pregunta, porque el lector ya sabe que en el interior tiene la respuesta. Una fotografía incógnita y sugerente en una portada es un juego atractivo. Y si alguien quiere saber quién es el tipo del turbante, que gire su puñetera cabeza y lo lea junto a la cabecera. Pero eso ya no fue posible hace dos años y ahora ya es una historia alternativa en un universo paralelo.

epscristinaonaomi

Me pregunto si la semana que viene no veremos una vuelta a las antiguas portadas de El País Semanal. Simplemente me parece increible. ¿Alguien prefiere la portada de Michelle Obama a cualquiera de estas dos?

El Pais va malogrando su propio invento. Con la nueva portada ha reducido la foto, única información capaz de provocar sorpresa y ha aumentado la información rutinaria, la ya conocida por todos, la irrelevante: el número, la fecha y el nombre de la cabecera de la revista. Y encima con el mismo tipo que cuando tenía la cabecera en el lomo. ¿Una cabecera con el mismo tipo de letra en cuerpo 30 que en cuerpo 150? Hombre, sin verla ya suena raro. Y es mejor no verla. Una de tantas.

COMPRADOR: ¿Lleva el suplemento?
KIOSQUERO: Sí
COMPRADOR: Qué feo.
KIOSQUERO: Pero mejor para sus cervicales.

………
Artículo cedido por: cuatrotipos.com

  • Pingback: U3. Diseños de revistas (casos prácticos). « Proyectos de Gráfica Publicitaria()

  • Pingback: U3. Rediseños de revistas. « Proyectos de Gráfica Publicitaria()

  • Si hay algo que hicieron con esta portada, es arriesgar,… más allá de gustos y diferentes criterios que uno pueda tener. A mi personalmente no me gusta. Tampoco creo que me gustara mucho la antigua tampoco, siempre me dio la sensación de que se me había despegado la cubierta.

  • Alex

    Pues yo la veo sosa, sin fuerza, obsoleta y sin el más mínimo rastro de personalidad y modernidad. Es como si hubieran decidido apostar por lo menos arriesgado. Y yo que quieres que te diga, yo creo que precisamente de "El País" todos esperamos otra cosa.

  • Javier Rodríg

    Yo creo que tiene intencionadamente un aspecto retro. Parece una portada de los años 60. El tratamiento clásico del retrato de Michelle Obama refuerza esta impresión… y no me desagrada.

  • NURIA

    Es un diseño de "novato" muy vulgar y sin ninguna aportación comunicactiva o estética.

    Para eso mejor no hacer nada que cuesta menos dinero y tiempo.

  • A mi también me sorprendió bastanta la cubierta. La considero un paso atrás, la cabecera vertical le otorgaba una identidad que ha desaparecido totalmente con esta opción.
    Lo que si considero positivo son los cambios en la maquetación interior: titulares con masa blanca detrás que se superponen a las fotos, la composición en página de las imágenes, menos rígida, más fresca, la distribución de los bloques de texto… punto negativo en la cubierta, punto positivo en el interior.

  • victorGrafico

    A lo mejor es un "remember the time" cuando se hacía todo sin ordenador. Es el aspecto que da, algo así como del siglo pasado, pero muy pasado.

  • Claro, pero ¿y si haciendo lo de siempre es cuando las ventas se ven afectadas? En los periódicos es justo lo que pasa.

  • Rosario

    «Un mensaje es más universal por estar exento de palabras. Una portada es mejor cuando plantea una pregunta, porque el lector ya sabe que en el interior tiene la respuesta. Una fotografía incógnita y sugerente en una portada es un juego atractivo.» Esto es genial; lástima que para el cliente suele ser como un salto al vacío, una apuesta que le produce vértigo, por temor a que las ventas se vean afectadas.