El Ministerio de Educación arrambla con las Artes Escénicas, la Música y la Danza

El sistema educativo español siempre ha sido una patata caliente. De pasar por tantas manos, esta patata hartamente manoseada por políticos sin conocimiento ni mesura, finalmente ha acabo como ha acabo: ajada. Así ha sucedido con la formación relativa a las Artes Escénicas, la Música y la Danza.

Quienes hasta el momento estudiaban estas disciplinas en el Instituto ya no podrán hacerlo en breve. El anteproyecto de ley de reforma educativa suprime una de las dos vías incluidas hasta ahora en la modalidad de Artes dentro del Bachillerato. La rama de Artes Escénicas, Música y Danza, creada en la LOE, desaparece. Por ahora, sólo se mantendrá un Bachillerato de Artes con materias de Artes  Plásticas, Diseño e Imagen. Aunque visto lo visto, la incertidumbre está servida, porque nunca se sabe lo que en un futuro va a pasar.

Las disciplinas correspondientes a las Artes Escénicas, la Música y la Danza, han sido por tradición muy castigadas. Son muchas las voces las que se han unido para que el Ministerio rectifique este punto que supone un paso atrás en los logros por dignificar las enseñanzas artísticas en España. Profesores, padres y alumnos reclaman por diferentes vías poner freno al anteproyecto de ley.

Paralelamente, continúa la batalla de los estudiantes por mantener la denominación de GRADO en las Enseñanzas Artísticas Superiores. A través de la plataforma Change.org han lanzado una propuesta de recogida de firmas con el fin de que la LOMCE quede redactada de manera que las Enseñanzas Artísticas Superiores puedan recuperar la denominación de Grado en su Título. Según apuntan, «este simple hecho permite y facilita el reconocimiento social de los titulados en estas enseñanzas».
______
+info: cadenaser.com