El iPhone dejará huella

Normalmente en este blog no suele tener información sobre diseño de producto, pero con el nuevo gadget de Apple, no nos hemos podido aguantar. Llevamos meses sabiendo cosas de él, pero a pesar de ello, cuando lo hemos visto ha vuelto a soprendernos. Y aun nos toca esperar un mes para poderlo degustar entre nuestras manos.

Como oí el otro día, cuando ves a alguien hablando por el aparato de apple no dices, está hablando por teléfono, dices que está hablando por el iPhone. Como si fuera diferente… y creo que si es diferente.

¿Que le hace diferente a este aparato? Pues todo y nada. En primer lugar su interface gráfica es realmente sorprendente. Tan sencilla, tan intuitiva y tan bonita. Su diseño exterior es… bonito. Muy bonito. En el fondo es un teléfono con muchas funciones que ya tienen otros, pero es un teléfono muy bien diseñado.

Si hacemos mención del iPhone en este blog sobre diseño gráfico, es simplemente porque creemos que Apple con este aparato está marcando tendencias en diseño gráfico que veremos como sumergen en nuestros trabajos en los próximos años.

La estética, blanco y negro, no es exclusiva de Apple, pero visto que todos los diseñadores trabajan con Mac, pues al final acaba por gustarnos. Los iconos relucientes y redondeados (lo redondeado siempre me ha recordado a antiguo) van a hacer furor entre los diseñadores de interfaces. Por no decir, el efecto reflejo que aparece en el iTunes o en las presentaciones de producto de Apple.

Incluso los amigos de viaje que aparecen junto a Apple acaban bendecidos por el todo poderoso Steve Jobs. Que se lo digan a Yael Naim, que con su primer disco no vendió nada y ahora tras aparecer su música en la presentación del MacBook Air está haciendo una gira mundial.

Todo lo que hace Apple es tan elegante que afecta, sin lugar a dudas, a nuestra manera de pensar y de ver. Después de utilizar y ver un aparato Apple no tengo la más mínima duda que nuestros trabajos acaban afectados de la mejor de las maneras.