El dolor se va a acabar.

Hacer una marca siempre supone dificultad. Simplificar en dos lineas todos los conceptos a transmitir, es algo al menos complejo. No se porque a los estudiantes de primero siempre les piden que hagan marcas cuando es el trabajo más complicado que existe en diseño gráfico. Pero bueno, eso es otra historia.

En este caso el tema que nos ocupaba era la fisioterapia. Al principio mi interés era hacer una marca o icono que estuviera cerca del ámbito médico, (Cruz Roja, Farmacia..), de está forma eliminaría ese prejuicio que tiene la gente sobre la Fisioterapia, que algunos llegan a comparar con curanderos, sanadores, videntes y demás.

Pero por otro lado, había que hacerlo un poco atractivo y sobre todo que transmitiera ciertos valores propios de la actividad. Ser fisioterapeuta para mi es una mezcla de verdugo y de médico. Por un lado puede hacerte mucho daño, pero por otro curar tanto como el mejor cirujano.

La marca, al final, fue una mezcla entre la Cruz Roja, la ‘X’ propia del nombre, y un hombrecito acostado en una tabla de tortura cogido por pies y manos, que es un poco la posición en la que se colocan los pacientes en manos de un fisioterapeuta.

Eso si, si tienes problemas físicos, yo no puedo recomendar ningún medicamento más infalible que este, ya creo que amigo, fisioterapeuta. Envíame un mail y te doy el teléfono y seguro que el dolor se acabará. Mano de santo o mejor dicho de Ximo!