Eduardo Manso: «Aunque son la excepción, hay varias tipografías gratuitas de calidad»

«Durante un tiempo tuve una fuente gratuita en mi web, pero finalmente la retiré. Si bien técnicamente era perfecta, a nivel de diseño no aportaba gran cosa. Cuando la publiqué lo hice con el ánimo de darle salida a una tipo que no pensaba publicar y esa también fue la razón para retirarla. Si una tipografía no tiene nivel para publicarse, no debe publicarse ni gratis».

EDUARDO MANSO
Argentina, 1972. Estudió Diseño Gráfico en la escuela de Artes Visuales Martín Malharro de Mar del Plata. Desde entonces se ha interesado por la tipografía. En el 2000 empezó a trabajar en Barcelona como diseñador gráfico y de tipografías. Ese mismo año, fundó Emtype Foundry, donde publica sus propias fuentes. Bohemia fue su primera tipografía de texto, posteriormente publicó Relato Serif, Relato Sans y Lorena Serif. En 2006 empezó a trabajar como consultor sobre el uso de tipografías en algunos periódicos y en 2008 publicó Geogrotesque a la que siguieron Geogrotesque Stencil y el diseño de 30 fuentes a medida para el periódico ABC. Ha recibido diversos premios internacionales, como el Certificate of Excellence in Type Design en tres ocasiones.
+info: emtype.net

––––––––––––––––

+ SOBRE TIPOS GRATIS

REPORTAJE:
¿Qué pasa con las fuentes gratuitas?

Jordi Embodas:
«Si das todos los pasos para diseñar una fuente de calidad, luego no la regalas»

Laura Meseguer:
«Nadie tiene derecho a compartir libremente una fuente sin permiso expreso de su diseñador»

Andreu Balius:
«Uno se siente defraudado por aquellos compañeros de profesión que usan ilegalmente el trabajo de otro compañero»

«Creo que las tipografías gratuitas también deberían ser de calidad, pero es un tema delicado: quien hace tipos de calidad, normalmente no los regala y quien busca tipos de calidad, no suele hacerlo entre los tipos gratuitos. Es un orden establecido».

«La fuentes gratuitas no me merecen una opinión en especial. Al ser gratuitas hay de todo. Aunque lo más común son los tipos de mal acabado técnico, con set de caracteres reducido, muchas veces copias de tipos conocidos o tipos que realmente no aportan nada, etc.».

«Aunque son la excepción, hay varias tipografías gratuitas de calidad; me viene a la mente Gentium. También hay muchas fundidoras que suelen regalar uno de sus pesos con el fin de generar interés por el resto de la familia por un lado y de ganar exposición pública por otro».

«Si el mercado estuviera inundado de fuentes gratuitas de calidad todo se vendría abajo, pero no es el caso y dudo que alguna vez lo sea. Mientras los diseñadores gráficos sepan diferenciar entre fuentes de calidad y fuentes mediocres, el futuro de la buena tipografía estará asegurado. Cuando un diseñador gráfico dispone de presupuesto raramente escoge una fuente gratuita, las tipos de pago, aunque no sean exclusivas, no están masificadas y esa es una cualidad muy valorada por los diseñadores».

«Dentro de los clientes que necesitan probar la fuente antes de comprar existen muchas tipologías. Por ejemplo, yo suelo dar licencias de test a diarios, revistas o a grandes clientes, pero esta solución no se puede aplicar a todo el mundo y hay que ver caso por caso. Hay quien ofrece tipos con un set reducido, mayúsculas, minúsculas y números, sin caracteres acentuados ni kerning, pero, a mi juicio, ésta no me parece la mejor solución. Si el diseñador tiene que decidir la compra en base a sus pruebas al menos debería disponer una fuente en condiciones. Por otro lado, FontShop dispone de un plugin, para usar con la Creative Suite de Adobe, que nos permite probar todas sus fuentes; es un buen comienzo. Creo que en un futuro habrá más y mejores herramientas que ayuden a probar los tipos en profundidad antes de decidir su compra».

«Evidentemente, me parece mal que no se respeten los derechos de autor, pero lo que me parece peor es que los estudiantes usen esas fuentes. Con lo cual, primero hay que educar, enseñar la diferencia entre Tipografía [en mayúsculas] y lo otro, que en muchos casos la palabra le queda grande. Un alumno no se puede permitir comprar fuentes y menos en estos tiempos, pero es imprescindible que tengan una selección de fuentes con las que trabajar. En este sentido las escuelas juegan un rol decisivo, deberían disponer de una biblioteca decente de fuentes, al menos las clásicas y una selección de tipos actuales».

«La piratería de fuentes es inevitable y es parte del negocio; lo vivo continuamente. Yo creo que hay que tratar de controlar la piratería pero no hay que volverse loco, es mejor centrar los esfuerzos en hacer más y mejores fuentes. También hay que confiar un poco más en la gente, en muchos casos se bajan fuentes piratas con el fin de probarlas y cuando deciden usarlas comercialmente terminan comprándolas. Cuando no las compran es porque el cliente no paga lo suficiente, y en un porcentaje menor porque son ‘verdaderos’ piratas. En otra categoría están los que se bajan fuentes compulsivamente para almacenarlas en algún lugar recóndito de su disco duro, luego no las usan y hasta se olvidan que las tienen, prácticamente se podrían considerar coleccionistas. Lo malo es que estos coleccionistas suelen devenir en dealers tipográficos. La verdad es que la piratería no me quita el sueño, aunque últimamente las noticias nos hacen pensar lo contrario, hay muchísima gente honesta en el mundo, gente que trabaja, que paga sus impuestos y que, por supuesto, también compra tipografías».

_____
+info: emtype.net

  • Juan Durán

    Adoro las fuentes no puedo negar qué e utilizado fuentes gratuitas pero cuándo tengo un proyecto busco fuentes de las mejores casas y las compro ya que me gusta ser original en mis propuestas.

  • Pingback: Tipos * Capítulo 2 | Pax Magazine()

  • Guest

    Excelente artículo. He de admitir que he descargado algunas tipografías ilegales, pero nunca las he distribuido, y las que más me gustan las compro.