Design vs Art ¿Puede el diseño ser arte?, por Alex Trochut

Hoy, Alex Trochut nos invita a reflexionar ofreciéndonos su punto de vista acerca de la diferencia que encuentra en entre el diseño y el arte. Afirma que solo es una opinión pero que le ayuda a entender su trabajo día a día, sobre todo cuando se centra en realizar un diseño o un trabajo artístico; cuando debe interpreta el papel de diseñador o el de artista. Design vs Art, por Alex Trochut

Design vs Art, por Alex Trochut

«Como muchos creativos, me he encontrado a mi mismo muchas veces debatiendo con amigos sobre la eterna pregunta: ¿Puede el diseño ser arte?. Voy a aprovechar esta oportunidad para intentar contestarla diciendo que no creo que el diseño sea arte.

Veo el arte y el diseño como dos lenguajes diferentes, sin embargo creo que los diseñadores pueden hablar el ‘lenguaje del arte’ (crear arte), al igual que los artistas pueden hablar el ‘lenguaje del diseño’ (hacer diseño).

No existe un contexto que pueda realmente definir una clara frontera entre ambos, y sin duda hay áreas que intersectan en muchos casos ya que estos dos idiomas pueden compartir un léxico común.

La metodología o la técnica no establecen los límites ni del uno ni del otro. Pero supongo que, más que los resultados de la pieza final por sí mismos –o donde se sitúe–, lo que realmente dibuja para mí una línea, es la intención tras el acto creativo.

Si pensamos en el diseño y en el arte como lenguajes diferentes, y nos fijamos en el vocabulario de cada uno de ellos, el del diseño es más limitado en comparación con el del arte. Veo que las intenciones del diseño están más centradas en cómo expresar su limitado y positivo vocabulario: belleza, éxito, felicidad, … a través de diferentes y nuevas formas. Mientras que el arte pretende cubrir y descubrir las ideas que necesitan ser expresadas, sin tener realmente ningún límite o tabú sobre los temas, o incluso se preocupa por tener un significado específico.

No pretendo que estas ideas sean más que afirmaciones subjetivas, pero me ayudan a entender qué estoy haciendo cuando trato de hacer lo uno o lo otro».

→ alextrochut.com

Design vs Art, por Alex Trochut

  • Babler Sassioto Ri

    Jajaja, muy bueno y correcto…

  • Chico David

    Las comparaciones del final no tienen fundamento alguno. Claramente muestran la ignorancia en la cual sigues creyendo, de que las artes están separadas. Todas tus opciones son completamente subjetivas y lo más lamentables es que pienses que un guionista o un dramaturgo tienen más valor artístico que un actor, y eso eso se da ya que no conoces los procesos por los cuales se llega a la creación real de un personaje y no a la imitación, puesto que estas casado con una idea del actor televisivo.
    Además de que estas comparaciones aplican ampliamente al diseño y al arte, con distinto peso jerárquico, con distinto público y con distinta funcionalidad, pero son parte de ambas, ya que sería ingenuo pensar que el arte no se vale de ellas y no usa un mercado al igual que el diseño. Esto ocurre también por esa idea romanticista del arte, en el cual se crees que es mejor una que la otra, por la supuesta búsqueda y desborde de sensaciones y emociones más necesarias y primitivas del humano. Sin embargo había que analizar un poco de donde proviene el diseño gráfico, cuál a sido su evolución y a que módulo del mismo se le puede considerar arte.
    No es lo mismo las pinturas de una señora migajona que dispone de tiempo libre para hacer flores y bodegones que los planteamientos que hace un egresado de las Artes plásticas o visuales; así como no es lo mismo crear diseño publicitario a diseño de protesta, que en algunos países formó y forma parte de movimientos artísticos, por los grados de creación, particulares o generales, personales o sociales, puesto que lo que afecta a la sociedad para bien o para mal también le afecta a uno y es ahí donde surge la necesidad de exteriorizar “la voz del alma” como tu lo supones.
    Aclaro, respeto tu opinión, mas me parece ingenua.
    Lo digo porque antes pensaba similar, pero cuando uno se adentra a ver no solo los resultados, sino los procesos, los métodos propuestos por los mismos ejecutantes, sea en cualquier arte: teatro, danza, música, plástica, etc., y el mismísimo diseño, cae en cuenta de que si existe la apropiación de las técnicas desarrolladas como se entiendan y bajo una lógica de exploración a partir de lo distintos criterios, principalmente lo sensorial, lo emocional y lo epistémico, entre otros, que permiten la comunicación a partir de sus lenguajes y no solamente mostrar lo bello del trabajo o lo desarrollado que tiene uno la mano al manejar un pincel, un cincel o un programa de edición, como ejemplo. Esto me llevó a pensar que como tú planteas al arte solo con un lenguaje y el diseño con otro, coartas la diversidad y los roces acercados o rebasados el uno del otro y es lo que los hacía interesantes, ya que de ser así, no se logra comprender que cosas que para algunos pasan como arte, son diseño y cosas que son diseño pueden logran ser arte. Entonces el error más contundente es plantear el arte de un modo elitista no por la complejidad del mismo sino por la generalidad que le das y que entonces límita todo campo de exploración y diversidad de creación.

  • Persia Campbell

    jajajajaja,todos en desacuerdo: los diseñadores en su frustración de ser artistas. Estoy de acuerdo con el artículo

    • Persia Campbell

      A muchas personas les gusta el arte pero no son lo suficientemente valientes para estudiar arte o dedicarse a eso por miedo a su incomodidad económica, entonces eligen el diseño, el diseño no es arte, el diseño sirve a un fin externo. Y si no es así entonces es arte, de cualquier tipo, como arte industrial, ilustración, la definición del diseño es seguir a la función. El que quiera estudiar arte que estudie arte y se dedique a eso, el que no, no piense que siendo diseñador es artista.

      • gabriel Oz

        Exacto, lo que hace falta es valor.
        Yo estudiando las dos y por lo mismo se diferenciar una cosa de la otra, y vaya, decirme artista por hacer un diseño es coso si llamaran músico a un DJ.
        Lo que pasa es que como tú lo dices, muchos diseñadores se quieren dar pretensión de artistas y como la definición de “arte” es demasiado ambigua fácilmente se pueden colgar de eso.
        Pero si hablamos de Artes Elevados la cosa cambia… ahí no importa que tantas palabras rebuscadas puede un “artista” usar para llamar “arte” a su obra.

  • Robert

    Alex trochut, te recomendaria que descubrieses los trabajos y essays de disenadores como Jan van torn o Rick Poynor entre otros, quiza te darias cuenta que lo que planteas no es del todo asi.

  • Sergio

    Yo también discrepo con las reflexiones que expone Alex:
    Las obras de Velázquez por ejemplo no serían arte, ya que muchas de sus pinturas fueron encargos, retratos de clientes con directrices muy marcadas.

    • gabriel Oz

      Bueno, no todos los artistas hacen siempre arte, recuerde que un pintor pinta lo que vende, un artista, en cambio, vende lo que pinta.

  • Diego

    El diseño es arte, es un arte aplicado. No nace de un impulso vital ni de una necesidad de expresión. Nace de la necesidad de otro. El hecho de que resuelva o no preguntas no lo convierte en arte o en diseño. El diseño es arte con un objetivo y un marco definidos previamente ( económico, social, cultural ) mientras que el arte por su propia definición únicamente tiene en cuenta los límites de su propio creador.

    Creo.

  • Paloma

    Discrepo completamente.

    Las tendencias del diseño actual y las mejores campañas de marketing provocan justamente lo contrario a lo mencionado; ¿resuelven una pregunta? ¿o crean controversia y un léxico para dejar al espectador confuso? Estamos en un momento en el que crear debate es la mejor respuesta por parte del cliente. No muchas veces son aceptadas y hay quienes, valientemente, juegan con la línea de lo correcto e incorrecto. Sí, está de moda el ruido.

    Un buen diseñador no es convencional; no es amable, existe una reflexión y un proceso creativo. Y lo más importante: no se dedica simplemente a contentar al público. Que una empresa no quiera arriesgar nada y el briefing sea colocar una imagen de una familia feliz con el indesign no significa tener que desprestigiar el oficio.

    No comprendo la necesidad de etiquetar uno u otro para posicionarse entre ellos.

    Y ahora lanzo una pregunta que Álex Trochut parece que ha rozado en cuanto a “aprobación”: ¿no se debería tener en cuenta el hecho de ser un acto individual o colectivo? Sí que es cierto que uno no necesita ser aprobado por nadie y otro depende de más gente. Pero he aquí lo que significa no trabajar solo.
    Siguiendo con lo mismo, ¿quién es el cliente?, cuando uno habla el lenguaje artístico, ¿no se es el cliente?. ¿No puede ocurrir lo mismo en el diseño? ¿Es necesario categorizar y que uno sea elevado a la condición de arte?

    Y aquí como crítica personal, los artistas también tienen su target. En muchas ocasiones el cliente es el galerista, el crítico o el propietario del encargo de turno.
    También existen tendencias, no es extraño que de los 50 artistas que más se mueven en una ciudad, 35 de ellos compartan statement.

    Para terminar diré que nunca existirá una definición de arte válida para todo el mundo. Sólo que el señor Álex Trochut tiene su propia visión del tema que discierne mucho de la mía.

    • Alex Trochut

      Me parecen muy validas tus opiniones Paloma, gracias. Quizás no compartimos puntos de vista, pero las respeto, ya que todos vivimos realidades distintas. Mi opinion está únicamente basada en pura experiencia personal. Te cuento: yo durante años he trabajado como diseñador y he creído erróneamente durante años que pasar del diseño al arte era una mera cuestión de iniciativa personal y un limite virtual marcado por el contexto de disciplinas. En el momento en el que he tratado de ponerme en el papel del “artista” (entendiéndolo como aquel que trata de expresar sus propias ideas, con una forma y contenido generados desde uno mismo) me he dado cuenta de la dificultad de dicho propósito. Encontrándome que los hábitos adquiridos a través de los años de trabajar en el lenguaje publicitario y de comunicación visual me impedían “acertar” conmigo mismo y con lo que yo considero una buena pieza artística (lo cual creo que debería ser, en esencia, el único objetivo de un artista). O si quieres, dicho de una manera distinta: el tipo de artista que a mi me gustaría ser, no es un diseñador. De ahi nace esta opinión, y es más bien el resultado de analizar un recorrido y hacer autocrítica, nada más. Ha sido realmente una grata sorpresa ver que se haya generado tanto debate sobre este tema, y sin duda beneficioso conocer tantos puntos de vista, sólo espero que no se me malinterprete, ya que esta opinión fue un articulo de opinión que me pidió ComputerArts para su columna de opinión, con el cual sólo he tratado de compartir un punto de vista que me a mí me es útil.

      • Paloma

        Muchas gracias, no me esperaba una respuesta, ha sido una grata sorpresa.

        Siento que lo que te haya llegado a pensar ésto sea una decepción. Llevo siguiendo tu obra hace bastante tiempo -y me encanta-, y yo misma considero que no estás siendo un fiel seguidor del cliente, tu obra es un ejemplo de expresión de libertad.

        No realizas el trabajo monótono del día a día de la gran mayoría de agencias y a pesar de que tú lo llamas un trabajo de empatía; me gusta verlo como que no hablas a través del cliente sino que eres tú mismo el que se expresa con líneas transgresoras usándo las marcas como medio.

        Esas historias, son tus historias.

        No sé qué buscabas haciendo “arte” pero supongo que es la vieja historia de siempre y el debate interno sobre qué hace uno con su trabajo.

  • Andrés

    Vaya par de ignorantes Alex Odar y Jose Cánovas… :/

  • Alex Odar

    que pobre explicación

  • Jose Cánovas Fernández

    aprobación*
    Ahora mismo me sangran los ojos…