Coté Escrivá: «En un mundo tan saturado por imágenes uno decide qué ‘consumir’»

A lo largo de su carrera, Coté Escrivá ha ido tocando distintas disciplinas: diseño industrial, fotografía, animación e ilustración. En este último campo es autodidacta, pero confiesa sentirse más cómodo, quizás por la libertad que aporta. Sus ilustraciones beben del street art, el mundo del tatuaje, la cultura americana y los dibujos animados clásicos. Su trabajo ha sido publicado en revistas del sector y ha participado en numerosas exposiciones. Hoy Coté nos habla de aquello que le inspira, del movimiento Lowbrow, sus preferencias a la hora de trabajar, de música, cultura, cómic y mucho más.

Coté Escrivá: «En un mundo tan saturado por imágenes uno decide qué 'consumir'»

Fecha y lugar de nacimiento: 22 de mayo de 1982, Valencia.

De pequeño querías ser… No sé qué decir, quería ser tantas cosas…

¿Qué diseños recuerdas de tu infancia? Creo que mi amor por el diseño empezó con la moda. Recuerdo que cuando me compraba unas zapatillas nuevas, me pasaba un rato embobado mirándolas en mi cuarto.

¿Y cómics/tebeos? Me chiflaban los de Mortadelo y Filemón, los devoraba. Luego cuando me hice algo más mayor me pasé a los superhéroes: Superman, Batman… de DC Comics. Aunque estos no los leía, sólo miraba los dibujos.

Formación. Ingeniero Técnico en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto, también he hecho cursos de fotografía y animación. En lo referente a la ilustración se puede decir que he sido autodidacta.

Tu perfil es un mix entre diseñador, ilustrador, artista urbano… Cuando alguien te pregunta ‘a qué te dedicas’ o ‘cuál es tu profesión’, tu respuesta es… Normalmente digo diseñador o diseñador gráfico –este segundo sobre todo cuando no quiero que me sigan preguntando–. Si quiero hacerme el interesante digo artista gráfico o artista a secas, eso a la gente le suele impresionar. De todas formas no me gustan las etiquetas aunque supongo que a veces son necesarias.
Coté Escrivá: «En un mundo tan saturado por imágenes uno decide qué 'consumir'»

El gusanillo artístico, ¿siempre ha estado presente casi como algo innato en tu ADN o ha habido alguno momento en tu vida en el que hayas dicho “yo quiero ser ilustrador/artista…”? Sí, ha sido algo que siempre ha estado ahí. Así que decidir intentar vivir de esto no fue una decisión difícil de tomar. No es un camino fácil, sobre todo al principio, pero poco a poco voy viendo el fruto a tanto esfuerzo y es muy reconfortante.

Tres dibujantes/ilustradores/artistas que consideres que han sido referentes en tu carrera… Los tres que más me han influenciado son Matthieu Bessudo aka McBess, Pieter Janssen aka Parra y Banksy.
Coté Escrivá, ilustración Original Fake

¿En qué campo te sientes más cómodo: ilustración, dibujo, toy art, diseño, tattoo…? Tal vez en ilustración, aunque lo que más me gusta son los proyectos en los que tengo que combinar varios campos.

¿Cuándo empezaste a hacer garabatos profesionalmente? Bueno, llevo unos 12 años desde que empecé a ganarme la vida como diseñador gráfico, no sé si eso cuenta como garabatos… Mis primeras ilustraciones las hice hace unos 8 años, trabajaba como diseñador en una empresa de puericultura, de productos para niño y bebé, como mis jefes en aquella empresa no querían invertir en libros con material gráfico –esto se hace en muchas empresas– alguien tenía que hacer las ilustraciones para los productos, así que empecé a romper mano con eso. En aquel momento me parecían geniales, ahora los veo y me doy cuenta de lo mucho que he cambiado desde entonces.

Coté Escrivá: «En un mundo tan saturado por imágenes uno decide qué 'consumir'»

Tu estilo está muy marcado por el Lowbrow, los cartoons clásicos americanos, el surf, la cultura tattoo. ¿Por qué te decidiste por este camino? Supongo que son las cosas que de alguna forma me han llamado la atención y me han ido influenciando. En un mundo tan saturado por imágenes e información al final uno decide qué quiere ‘consumir’, bueno pues artísticamente hablando esas han sido mis decisiones.

A diferencia de otros ilustradores en los que el color está muy presente, en tu caso el blanco y negro predomina en tu obra o en todo caso la paleta cromática queda muy limitada. ¿A qué se debe esta elección? Me gusta mucho como queda el blanco y negro, a veces no es necesario más, aunque sí que es verdad que estoy empezando a hacer ilustraciones a todo color. Me gusta mucho ir cambiando y probando cosas nuevas.

Tus ilustraciones, con esos ojos vacíos o en blanco, ejercen cierto magnetismo pero al mismo tiempo desconciertan al espectador. Este efecto, ¿es pretendido, en el sentido de querer provocar a la otra parte, o cual es la intención? No es algo que busque una provocación, o por lo menos no es mi intención. Es un cuestión estética, que seguimos algunos ilustradores a la hora de crear personajes. Probablemente venga de las calaveras, que a menudo se dibujan sin ojos, y el hecho de dibujar otro tipo de personajes sin ojos consigue darle un aspecto más tétrico.
Coté Escrivá: «En un mundo tan saturado por imágenes uno decide qué 'consumir'»

Un proyecto por el que sientas especial cariño o que consideras que ha marcado un antes y un después en tu carrera. El Sentaet. ha sido mi primera figura cerámica –ahora estoy trabajando en nuevas esculturas– y estoy muy contento con el resultado.

¿Por qué? Desde pequeño siempre me ha encantado modelar figuras con plastilina y ahora me siento muy cómodo haciendo que esas figuras se conviertan en algo que la gente se pueda llevar a su casa. Aún me queda mucho recorrido en este campo, y estoy convencido de que todo el tiempo que invierta va a valer la pena. Además, con este proyecto conseguí mucha visibilidad, ya que invité a muchos artistas españoles relevantes a que hicieran una versión para una exposición itinerante. El estreno fue genial, vino muchísima gente y a todo el mundo le encantó, además tuvo mucha repercusión en las redes sociales.

Lo que más te gusta de tu profesión… Y lo que menos te gusta… Poder darle rienda suelta a mi imaginación, día a día, a mi aire y sin agobios. Odio los horarios y la rutina me asfixia, lo que me mantiene ‘vivo’ es ir cambiando en cada proyecto, ir haciendo cosas nuevas, con gente nueva. Cuando veo a la gente por las mañanas, vestidos de traje y corbata, me siento muy afortunado –supongo que a la gran mayoría de los creativos, en general, nos debe de pasar lo mismo–. Aunque no todo es tan bueno, la mayoría de esa gente trajeada tiene una estabilidad envidiable, quizá la peor parte de mi trabajo sea eso, no tener la certeza de qué va a ser de mí el mes que viene, el año que viene… Pero bueno, intento vivir el presente con optimismo.
Coté Escrivá: «En un mundo tan saturado por imágenes uno decide qué 'consumir'»

A la hora de trabajar…
– ¿Prefieres lápiz y papel o eres de los que va directo al ordenador y la tableta gráfica? Hay veces que, por pereza, empiezo directamente con la tableta gráfica. Pero lo idóneo desde mi punto de vista es empezar con el lápiz y el papel, con una tableta nunca consigues tanta sensibilidad, no tienes tanta facilidad de mover el papel, no tienes tanta libertad de movimiento al fin y al cabo.

– ¿Te consideras ave nocturna o diurna? Nocturna, me distraigo con cualquier cosa y por la noche hay poco ruido.

– ¿Prefieres hacerlo solo o en compañía? Aunque suelo hacerlo solo, me gusta mucho trabajar con gente, se agradece poder charlar cuando trabajas.

– ¿Piensas que la creatividad llega sin más o hay que trabajarla? Picasso lo definió muy bien, “la creatividad llega, pero que me pille trabajando..”

– ¿Necesitas orden absoluto o funcionas mejor en tu propio pequeño caos? Mi estudio es un caos, parece que tenga el síndrome de Diógenes, aunque un poco de orden no me vendría mal, la verdad.

– ¿Música a toda tralla o silencio absoluto? A veces música a toda tralla, pero la mayoría del tiempo me pongo de fondo series o programas de radio, paso tantas horas solo que necesito ‘alguien’ que me haga compañía.

– ¿Te gusta estar al tanto de las tendencias o más bien prefieres ir por libre? Me gusta estar al día y saber qué hace el resto de gente, pero eso no significa que lo siga. Sí que es verdad que la mayoría de los ilustradores de aquí siguen una tendencia más naïve, quizá mi tendencia se sigue más en el extranjero.

Coté Escrivá: «En un mundo tan saturado por imágenes uno decide qué 'consumir'»
¿Cómo ves el panorama de la ilustración en España? ¿Se puede vivir de él tranquilamente? ¿Hay que pelear mucho? O ni una cosa ni la otra…
Veo que hay muchísima calidad en general, pero por desgracia hay que pelear bastante –como en otros campos creativos–. La gente no está muy educada/acostumbrada a pagar algo razonable por un trabajo bien hecho. A menudo te llega gente con presupuestos ridículos y así es muy difícil conseguir un buen resultado. Por suerte tenemos internet y el público internacional está más acostumbrado a pagar bien. Mi consejo para la gente que está empezando es que trate de llegar a ese público.

Hay autores que se sienten en su salsa con el tema de firmas, charlas, presentaciones, entrevistas… En tu caso, ¿cómo llevas el tema de autopromo y dar la cara en público? No tengo ningún problema en dar la cara. La verdad es que me gusta sentirme solicitado, aunque eso de hablar en público no es lo mío.

¿Es necesario hacer ruido en las redes sociales para tener notoriedad, difusión y promocionar tu trabajo? No es necesario, pero es una pena no utilizarlo, es un medio muy bueno para mostrar tu trabajo y hacer autopromo. Pero hay que hacerlo con gracia, demasiadas publicaciones pueden resultar molestas, con demasiado pocas quizá no consigas buenos resultados, yo intento no complicarme demasiado. Voy publicando las cosas que me van pareciendo. Bueno y luego está el caso de los súper-mega-cracks, esos no necesitan prácticamente promocionarse a sí mismos, ya lo hace bastante bien la gente que los rodea.

Un ejercicio de cara al futuro. Profesionalmente hablando, ¿dónde te ves dentro de 20 años? Espero para entonces haber conseguido muchas de las cosas que tengo ahora en mente. En realidad me veo más o menos como ahora, pero con mucha más experiencia a las espaldas y con un estilo y técnica mucho más depurados.

→ www.cote-escriva.com

Coté Escrivá, ilustración Puma Pride