El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón premiará con un lote de libros al ganador del concurso de carteles de su Feria del Libro

Como si de un virus se tratara, los concursos especulativos de diseño de carteles para Ferias del Libro se van propagando… Después de ver la propuesta de la Feria de Libro de Alicante 2017, ahora nos topamos con el concurso carteles para la Feria del Libro de Pozuelo de Alarcón en el que el suculento premio para el ganador es nada más y nada menos que un lote de libros… 

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón premiará con un lote de libros al ganador del concurso de carteles de su Feria del Libro

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón convoca su primer concurso de carteles para seleccionar la imagen que representará la Feria del Libro 2017 y lo hace, como ya es demasiado habitual en estos casos, mediante un concurso abierto: «Podrán participar autores de cualquier nacionalidad y residencia, mayores de 16 años, que deseen participar individualmente o de forma conjunta». Según las bases su propósito es «estimular la creatividad artística, promover la participación ciudadana y fomentar la difusión de la Feria del Libro de Pozuelo de Alarcón».

El jurado –formado por miembros de la Concejalía de Cultura, del Departamento de Comunicación del Ayuntamiento y el ilustrador Jesús Gabán– seleccionará el cartel ganador de la Feria del Libro 2017 y premiará a su autor con un lote de libros y la promesa de ‘promocionar’ su nombre: «El premio consistirá en un lote de libros que el propio ganador seleccionará. Además, la obra ganadora se reproducirá como imagen anunciadora de la Feria del Libro 2017 y el nombre del autor ganador del concurso se incluirá en productos publicitarios del evento».

En las bases también incluyen un par de advertencias como que el Ayuntamiento «queda facultado para introducir alguna modificación en el cartel ganador» y que los concursantes, por el mero hecho de participar en el concurso, «renuncian expresamente al ejercicio de todo tipo de reclamaciones».

Si bien en este concurso se ha formado un jurado y no se seleccionará al ganador mediante votación popular como en el concurso de carteles para la Feria del Libro de Alicante 2017, la resolución de ambos será bastante parecida. El planteamiento del concurso, con la pretensión de que el autor trabaje gratis, conlleva a que las propuestas que se presenten no estén a la altura de un trabajo profesional que solucione verdaderamente las necesidades que tiene el proyecto. Entonces, ¿qué sentido tiene convocar este tipo de concursos?

Si quieres saber más acerca de los concursos de diseño o procesos especulativos de diseño gráfico, puedes hacerlo aquí.

  • ¡Qué bárbaro! Si llaman a la participación ciudadana, ¿qué podemos esperar desde el gremio de diseñadores?