El color y la responsabilidad social como elementos clave en la estrategia de branding

Personas, comunicación, producto o entorno. Algunos de los elementos que constituyen los cimientos de una marca no nos son desconocidos en una era digital y visual donde el branding se erige como una de las piezas más importantes en una plan de marketing

Algeco, empresa de construcciones modulares1

El branding no se limita solo al logo de una marca, sino que se engloba un conjunto de técnicas y estrategias destinadas a vender nuestro producto o servicio sin perder de vista la cada vez más importante experiencia del consumidor y la transmisión de los valores de la empresa. Marcas como Apple o Coca Cola, de la mano de potentes agencias de branding, ya han evidenciado esta realidad, y han demostrado cómo la publicidad está explorando las posibilidades que ofrecen las nuevas narrativas. Y quedarse atrás no es una opción.

Cualquier empresa que se enfrente a estas circunstancias puede trabajar en su branding de manera exitosa y, para ello, no requiere necesariamente la externalización de dichos propósitos. Con un departamento dedicado a comunicación o diseño incorporado en la propia empresa, o una construcción coherente de los compromisos y voluntades de la marca se puede conseguir consolidar la presencia y visibilidad deseada.

Cualquier marca, independientemente de su sector de actividad, puede aplicarlo. Algeco, empresa dedicada a las soluciones modulares y de almacenaje, ha ejecutado recientemente una revisión de su situación.

Las soluciones modulares, a través de módulos prefabricados industriales, y de almacenaje pueden parecer, a priori, un tema poco interesante para un público general. Sin embargo, uno de los puntos fundamentales de una estrategia de branding es conocer, perfectamente, a «quién» nos dirigimos.

Algeco innova con los colores en sus instalaciones1

En este caso, y al pertenecer a un sector industrial, asociado habitualmente al color gris, Algeco ha optado por introducir un matiz distintivo y llamativo que revalorice su marca. En este caso, los colores. Así, ha logrado dar un paso más allá de lo meramente funcional para incorporar la estética a sus construcciones. La aplicación de color mediante diferentes sistemas de luces ha sido la técnica escogida para dotar de mayor dinamismo y energía a sus infraestructuras.

Otra de las claves de una estrategia social es la responsabilidad social corporativa. Una marca que se compromete con su entorno dice mucho de sí misma. Por eso, tener como objetivo la preservación y conservación del medio ambiente, en un ámbito tan delicado como el de la construcción, es uno de los valores de marca que Algeco ha hecho suyos a través de su firme política de reducción de consumos.

A través de estas dos vertientes, la empresa ha logrado personalizar y comunicar, dos ingredientes clave para una correcta estrategia de branding. Un estilo propio que sea fácilmente identificable se convierte, así, en una de las máximas aspiraciones que cualquier empresa puede alcanzar, para lo que resulta necesario trazar claramente qué es aquello que se quiere potenciar y convertir en un elemento diferenciador. El resto, como todo, requiere esfuerzo, dedicación e iniciativa.

ENTRADA PATROCINADA