Olvida el oro rosa. En 2016 el color de tendencia tecnológico fue el Ombré

¿Por qué el color de tendencia tecnológico de 2016 no ha sido el oro rosa? ¿Qué es el ombré? ¿Por qué es tendencia? Vanessa Gómez, creativa de Morillas Brand Design, hoy nos da respuesta a preguntas como estas y profundiza sobre el origen y la proliferación de este fenómeno cromático.

Olvida el oro rosa. En 2016 el color de tendencia tecnológico fue el Ombré - 1

Si lo pensamos por un momento podríamos creer que el color oro rosa –a.k.a. “rosa millennium”, “cuarzo rosa” o “rosa pálido”- fue la gran tendencia cromática del 2016. Esta escritora respetuosamente discrepa.

La mayor tendencia del año no fue un solo tono, en absoluto. Ha sido una mezcla de todos ellos, combinación bautizada como ombré.

Considera el nuevo logotipo de Pandora. En octubre, el servicio de música en streaming, dejó de lado su símbolo azul para pasarse a un icono discreto con un gradiente sutil, un desvanecimiento de un azul oscuro en la esquina superior al color del cielo del mediodía en la parte inferior. El nuevo icono de Instagram, y los de sus aplicaciones hermanas Boomerang, Layout y Hyperlapse, han hecho algo similar en tonalidades rojas, amarillas y moradas. La mayoría de las aplicaciones nativas de iOS10 han seguido el mismo camino.

Olvida el oro rosa. En 2016 el color de tendencia tecnológico fue el Ombré - 4

Pero la tendencia se extiende más allá de los iconos de las apps. Simplemente presta atención y lo verás por todas partes. En las páginas de inicio de Spotify, Airbnb, y Stripe. En las tarjetas de recomendación musical de Apple Music. En las pantallas de inicio de aplicaciones como Lyft y PayPal. Cuando The Verge rediseñó su site a principios del año pasado, lo hizo basándose en un gradiente que partía de amarillo a magenta. Y cuando el veterano blogger Jason Kottke rediseñó su amado kottke.org en septiembre, colocó un gradiente de color etéreo, arco iris en la parte superior de la página.

Olvida el oro rosa. En 2016 el color de tendencia tecnológico fue el Ombré - 3

Y antes de que os lo preguntéis: No, este no es el fenómeno de Baader-Meinhoff, definitivamente es una tendencia.

Al igual que el “rosa millennial”, los gradientes aparecieron lentamente, de repente, estaban en todas partes. El Pantone Institute, la reconocida consultora de color detrás del color de Pantone del año, identificó el ombré como una tendencia a tener en cuenta en su informe de 2013. «Lo vimos venir», afirma Laurie Pressman, vicepresidenta del Instituto. Apple también lo hizo; Ha estado utilizando gradientes de arco iris en la marca de sus sistemas operativos desde al menos 2013, comenzando con el lanzamiento de iOS7.

Por supuesto, las tendencias tienden a ser cíclicas, y el ombré no es diferente. Los diseñadores han utilizado gradientes durante décadas, como lo demuestra Josef Albers, el influyente profesor de la Bauhaus y autor de “La interacción del color”, que los utilizó en sus exploraciones de blanco y negro. No obstante, Pressman afirma que puedes rastrear las raíces culturales pop del ombré a los días de la psicodelia, cuando este método explotó en popularidad a finales de los años sesenta.

Tal vez por eso el ombré resurgió con una calidad de retroceso sobre el mismo. «Sospecho que la tendencia actual tiene algo que ver con la nostalgia de los años 70 y 80», afirma el diseñador gráfico Hamish Symth, quien usó gradientes en su logotipo para el centro de tránsito Fulton de Nueva York. «Los gradientes de colores se parecen mucho a los juegos de ordenador y los gráficos de ese período de tiempo», afirma. «Piensa en una fusión de Miami Vice y Tron».

Olvida el oro rosa. En 2016 el color de tendencia tecnológico fue el Ombré - 2

Preguntamos a otros expertos qué les atraía del ombré y escuchamos todo tipo de respuestas. Para los diseñadores detrás del nuevo icono de Pandora, los gradientes presentaban un termino medio atractivo. Dejó que añadieran dimensión al diseño plano del logotipo de otra manera, sin recurrir a las representaciones hiper-literales. «Simplemente es evidente si comparamos con la versión anterior que teníamos, al usuario y a nosotros nos atrae más este logo», afirma Tony Calzaretta, vicepresidente de diseño y creatividad de Pandora. «Simplemente parece que atraiga al pulgar para que presione sobre él».

En cuanto a Kottke, nos comenta que la decisión de poner un gradiente en la parte superior de su blog se redujo a la flexibilidad. «Con un gradiente de arco iris, puedo escoger cualquier tipo de color, usarlo como acento, y no tengo que comprometerme con él realmente», afirma.

Incluso los científicos tienen su opinión sobre la popularidad del ombré. «Las cosas que son suaves se perciben como más seguras», dice Stephen Palmer, un psicólogo estético de la Universidad de Berkeley en California. Y los gradientes de color son suaves, por definición. Su falta de brusquedad, afirma Palmer, hace que para nuestros cerebros sea más fácil de analizar. «Hay una buena cantidad de estudios que muestran a la gente qué cosas son más fáciles de procesar», y seguidamente agregó que hay una fina línea entre algo que es demasiado complejo y otro demasiado simple. Los gradientes de color son las golosinas del mundo visual: son más interesantes que un matiz sólido, pero menos distractivos que una imagen con, digamos, múltiples secciones de colores discretos.

Pero no compliquemos demasiado el tema. «Los gradientes sólo parecen cool y divertidos, ¿verdad?», afirma Smyth. Tiene su punto. Así que disfruta de la ola ombré mientras dure. Oro Rosa es genial, pero ¿por qué conformarse con un color cuando se pueden tener todos ellos?