Clever Little Bag, la aportación de Puma al medio ambiente

Puma, la marca deportiva del felino, desde que empezó a hacer dieta verde hace ya más de 10 años no ha parado de demostrar mediante multitud de acciones su firme compromiso social y medioambiental. A través de su emblema PUMAVision y de sus programas PUMASafe, PUMAPeace y PUMACreative ha ido apoyando diversas iniciativas, entre ellas la película Home (muy recomendable por cierto), donde valores como compromiso medioambiental, justicia, honestidad, espíritu positivo y creatividad se convierten en protagonistas.

Con ese espíritu como fondo, Puma ha querido dar un paso más, de lo cual nos alegramos, desarrollando unos nuevos envases para sus zapatillas deportivas. Con el compromiso de buscar una solución más sostenible para sus envases y después de más de 2.000 ideas presentadas y 40 prototipos realizados, el diseñador Ives Behar, asiduo de las colecciones de unos cuantos museos del mundo, ha creado después de 21 meses de trabajo la Clever Little Bag, o lo que es lo mismo, un envase donde la caja y la bolsa pasan a ser uno, eliminando de un plumazo un 65% del cartón (que en números de Puma son 8.500 Tn de pasta de papel menos al año), y ahorrado a nuestro querido planeta millones de litros de agua y 10.000 toneladas de dióxido de carbono, que eran las producidas entre la fabricación, transporte y almacenaje de los millones de envases anteriores que vendía Puma cada año.

Una iniciativa, sin duda, digna de aplaudir y de seguir. Un proyecto muy apetecible en el que seguro que a todos nos hubiera gustado trabajar (y más con esa envidia de plazos), y con un resultado magnífico y del que nos gustaría saber más.