Clase Bcn diseña la nueva marca de la UPF


El estudio catalán Clase Bcn, bajo la dirección de Claret Serrahima, ha sido el encargado de llevar a cabo un interesante trabajo de diseño e implantación de la nueva marca para la Universitat Pompeu Fabra (UPF). La marca vigente hasta el momento fue diseñada por Enric Satué en 1990 y durante dos décadas ha sido un referente de modernidad convistiéndose en un símbolo inequívoco de la Universidad.


LA MARCA DE SATUÉ
La marca originaria de la Universidad, creada por Enric Satué, obtuvo el premio Laus de Oro del ADGFAD en 1990. En aquel momento se convirtió en una referencia de modernidad, y muchos de los nuevos diseños de identidades universitarias se basaron en soluciones parecidas. Enric Satué fue merecedor del primer Premio Nacional de Diseño, que se le otorgó el 1988 «en reconocimiento a una obra de excelente nivel profesional y gran influencia en el desarrollo del diseño en España». El símbolo creado en aquel momento, montado sobre una sigla en forma de escudo heráldico, se mantendrá a partir de ahora como escudo institucional, para mantener la memoria histórica y en reconocimiento a los orígenes de la institución.

El nuevo diseño tiene presentes tanto los valores y la identidad que la universidad quiere transmitir como su aplicabilidad técnica y funcional. Uno de los retos ha sido crear un amplio recorrido visual que vaya más allá de una firma y que sea capaz de generar un código gráfico que participe de la comunicación potenciando la propia identidad.

El concepto y el punto de partida para la creación de la marca son la misma esencia de la denominación de la Universidad y el diccionario como símbolo del conocimiento y de la excelencia. En este sentido, el diseño se construye recreando de una manera contemporánea los criterios tipográficos universales para este tipo de publicaciones.

La sigla UPF es potenciada como símbolo de la nueva identidad. El estilo gráfico es sutil y elegante, y responde al «carácter intelectual, austero, humano, urbano y barcelonés que caracteriza la Universidad y que a la vez lo potencia», explican en un comunicado en la web de la UPF.

El color sigue siendo el rojo (Pantone 186) como elemento de identificación visual representativo de la UPF y la tipografía elegida es la Excelsior. «Óptima para la lectura, se caracteriza por sus formas amables y por el hecho de tener un ojo muy abierto. Podemos afirmar que el Excelsior es una tipografía culta, humana, con personalidad, atemporal y cercana en el mundo literario».

Se ha utilizado el modelo de arquitectura de marca unitario y monolítico, en el cual se visualiza una marca única aunque desarrolle roles diferentes. Todas las declinaciones de la marca que se presentan a continuación son sólo ejemplos y no se tienen que tomar como definitivas.

El manual de uso determinará qué niveles y tipos de marca UPF corresponden a cada órgano, unidad y entidad del Grupo UPF. Debido a la mala coyuntura económica y para no generar gastos extraordinarios, la implantación de la nueva marca se llevara a cabo paulatinamente y bajo una planificación.

______
+info: upf.edu

  • Pingback: La UPF lanza un concurso especulativo para diseñar la identidad gráfica del 25º aniversario()

  • Pablo

    La marca original de Satue es mil veces mejor que la nueva. Esto es una pena ya que la marca de la UPF original me parecia de mas clase y prestigio. La nueva marca es mas apropiada para un banco que para una universidad.

  • Ramonet

    ¡Vaya truño! Serrahima acabará con todo.

  • juan

    innecesario y poco sorprendente

    • Luis

      Estoy de acuerdo. La marca de Satue seguía siendo valida y bastante buena. Lo de ahora es flojo y sin fundamento.