El Pompidou reúne las imágenes más emblemáticas de la serie Exils, de Josef Koudelka

En 2016, Josef Koudelka decide donar al Centre Pompidou-Musée National d’Art Moderne las setenta y cinco fotografías que componen su célebre serie Exils. La exposición que ahora le dedica el Centre Pompidou reúne las imágenes más emblemáticas del proyecto, además de algunas inéditas, reveladas para la ocasión.

En 2016, Josef Koudelka decide donar al Centre Pompidou-Musée National d'Art Moderne las setenta y cinco fotografías que componen su célebre serie Exils. La exposición que ahora le dedica el Centre Pompidou

France, 1980. Épreuve gélatino-argentique 50 x 60 cm.

En la imagen se ve un antebrazo tendido. La noche anterior, los tanques del Ejército Rojo habían entrado en Praga. El rumor sobre una manifestación de protesta se había extendido rápidamente por la ciudad. La concentración debía producirse al final de la tarde en la plaza Venceslas. Pero se trataba de una trampa fomentada por varios agentes pagados por Moscú para provocar un incidente que justificara la invasión. Por suerte, el pueblo de Praga fue advertido a tiempo. A la hora anunciada, la plaza estaba casi desierta, como muestra la fotografía.

Esta imagen es la primera de Exils, la serie que Josef Koudelka concibe en los años 1970 y 1980. Poco tiempo después de fotografiar la invasión de Praga por los soviéticos, la protesta y la represión, Koudelka decide irse de su país. En los meses de invierno, vive en Londres, luego en París. El resto del tiempo lo pasa viajando por las carreteras de Europa, en busca de la casualidad. Durante este periodo, realiza algunas de las imágenes más asombrosas que componen Exils. Se exponen en París en 1984, luego son recopiladas en 1988 en una obra que ya es una referencia para la bibliofilia fotográfica antes de ser retirada y posteriormente reeditada.

En 2016, Josef Koudelka decide donar al Centre Pompidou-Musée National d'Art Moderne las setenta y cinco fotografías que componen su célebre serie Exils. La exposición que ahora le dedica el Centre Pompidou

Grèce,1983. Épreuve gélatino-argentique 10,2 x 15 cm.

«Estar exiliado simplemente significa que uno se ha ido de su país y no puede volver. Cada exilio es una experiencia individual, diferente. Yo quería ver el mundo y hacer fotos. Llevo cuarenta y cinco años viajando. Nunca me he quedado en un lugar más de tres meses. Cuando no encontraba nada más para fotografiar, tenía que irme. Cuando tomé la decisión de no volver, sabía que quería desarrollar una experiencia del mundo que no podía imaginar cuando estaba en Checoslovaquia».
Josef Koudelka, entrevista con Christian Caujolle, Le Monde, 23 de mayo de 2015.

En 2016, Josef Koudelka decide donar al Centre Pompidou-Musée National d’Art Moderne las setenta y cinco fotografías que componen Exils. La exposición que le dedica el Centre Pompidou reúne las imágenes más emblemáticas del proyecto, además de algunas inéditas, reveladas para la ocasión. Este recorrido se completa con una extraordinaria serie de autorretratos realizada por Josef Koudelka durante sus viajes, jamás mostrada hasta la fecha.

En 2016, Josef Koudelka decide donar al Centre Pompidou-Musée National d'Art Moderne las setenta y cinco fotografías que componen su célebre serie Exils. La exposición que ahora le dedica el Centre Pompidou

France, 1987. Épreuve gélatino-argentique 50,6 x 60,6 cm.

La exposición también presenta por primera vez los cuadernos en los que el fotógrafo pegaba imágenes según una organización formal o temática. Hasta ahora se tenía una visión muy fragmentada de Exils a través de imágenes aisladas. La exposición del Centre Pompidou ofrece una representación más completa y detallada de la serie. Invita a comprender cómo se elaboró el proyecto, ilustrando por primera vez la fábrica de Exils.

La muestra se puede visitar hasta el 22 de mayo.

→ centrepompidou.fr

En 2016, Josef Koudelka decide donar al Centre Pompidou-Musée National d'Art Moderne las setenta y cinco fotografías que componen su célebre serie Exils. La exposición que ahora le dedica el Centre Pompidou

France 1973. Épreuve gélatino-argentique 50,7 x 60,5 cm.