Arjowiggins y Paperlux reinventan el marcapáginas

Arjowiggins, la papelera francesa experta en papeles especiales, y el estudio Paperlux, especializado en proyectos para papeleras, lanzaron hace un año una novedosa manera de marcar el punto de lectura en los libros.

Marcapáginas de Arjowiggins y Paperlux

«En la era de la iPad y el Kindle, pensamos que es importante sostener un libro de verdad en las manos de vez en cuando. Para pasar las páginas, para sentir el papel, y para oler la tinta de impresión», declaraba Arjowiggins.

Con esta premisa le encargaron al estudio Paperlux, especializado en proyectos de papel, y bajo la dirección de Max Kuehne, la realización de un marcador de páginas para libros. «Nos dieron un cheque en blanco, la única condición fue que debía estar para formar parte del catálogo de FIAC 2013», explican.

Un marcador de libros sirve para marcar la página donde nos hemos dejado la lectura, pero también debería de servir para marcar un párrafo, una línea o una palabra. «Ese fue nuestro objetivo, combinar todas estas opciones y hacerlo de forma divertida», comentan en Paperlux.

El estudio de diseño ya había realizado algo similar en la portada de la revista Novum, con lo que usar papel no era ajeno a ellos. De hecho son un estudio especializado en este tipo de proyectos con papel. Con hendidos y troquelados han conseguido un elemento lúdico y práctico que reinventa el modo de utilizar los marcapáginas, donde invitar a leer, explorar y amar los libros.

Hasta hace poco se podían pedir muestras en info@paperlux.com. Habrá que probar, igual hay suerte y lo envían de nuevo. O preguntarle a Arjowiggins.

Marcapáginas de Arjowiggins y Paperlux

Marcapáginas de Arjowiggins y Paperlux

Marcapáginas diseñado por Paperlux

Marcapáginas diseñado por Paperlux

Marcapáginas realizado en papercut

Marcapáginas de Arjowiggins y Paperlux

Marcador de páginas realizado en papercut

Marcador de páginas realizado en papercut

Marcador de páginas realizado en papercut

Marcapáginas de Arjowiggins y Paperlux

Marcapáginas de Arjowiggins y Paperlux