Los Antihéroes «hechos con objetos insignificantes y cotidianos» de Susana Blasco

Antihéroes es un proyecto personal de Susana Blasco que realiza en paralelo a su trabajo como diseñadora gráfica. Estos antihéroes surrealistas nacen de las fotografías realizadas con el teléfono móvil de distintos objetos cotidianos colocados momentáneamente sobre retratos antiguos. Sin pasar por Photoshop, Susana publica las imágenes directamente en Instagram con el filtro earlybird y bajo el hashtag #antiheroes_sb. Un work in progress que sigue creciendo tanto en número de antihéroes como en número de followers en Instagram (+ de 21.000).

Antihéroes retratados por Susana Blasco

Susana Blasco lleva más de 10 años trabajando como diseñadora gráfica y directora de arte. «El término ‘artista’ me viene muy grande», nos comenta. «Para mí lo que hago tiene que ver más con el juego y la experimentación que con la expresión artística». Su formación y su carrera ha dado algún que otro giro y viraje. Susana estudió dos carreras en Zaragoza, una de ellas Publicidad. Después de trabajar en varias agencias y estudios gráficos, en 2007 decide probar suerte, se independiza y empieza a trabajar por su cuenta. En ese momento coincide que le conceden una beca para ampliar sus estudios artísticos en el extranjero y se traslada a Londres, donde estuvo hasta 2011 alternando el trabajo como freelance con diferentes cursos monográficos en Central Saint Martins College of Art and Design. Tras su vuelta a España, pasa unos meses por Berlín. Actualmente, Susana Balsco está «felizmente instalada en Bilbao», según nos afirma.

Antihéroes retratados por Susana Blasco

Le preguntamos por Antihéroes, proyecto que le ha llevado al star-system en Instagram, con más de 21.000 seguidores. ¿Cómó surgió el proyecto? ¿Cuál era tu idea al iniciar esta serie? «El proyecto empezó en enero de 2012», nos comenta. Surge de la experimentación, de la casualidad y sobre todo del juego. «El primer antihéroe surgió un poco por azar».

Sobre esa intervención del azar nos aclara: «Otro de mis proyectos paralelos al diseño es el collage geométrico con fotografías antiguas. Siempre utilizo fotografías originales, nunca reproducciones o fotocopias, por lo que tengo un archivo bastante considerable de este material. Antes de empezar un collage extiendo todas para seleccionar las que me interesan. Una tarde cuando las tenía todas desperdigadas en la mesa me tomé un descanso para comerme unas nueces. Una de ellas cayó y justo fue a parar encima de la cara de un militar con mil condecoraciones. Me hizo gracia el efecto, le hice una foto con el iPhone y la subí a Instagram. Hasta ese momento había publicado imágenes del proceso mientras hago collages y de alguna manera, esto me pareció parte del proceso también. Al día siguiente probé con una ficha de dominó, luego con una almeja… y así hasta 58 Antihéroes a día de hoy».

Antihéroes retratados por Susana Blasco

Sobre el nombre Antihéroes, este no fue el elegido desde el principio. «Creo que fue cuando hice a la señora con el blister de pastillas en los ojos, que asemeja una mascara de superhéroe, cuando pensé llamarlos así, muy influida también por el feedback que recibía». Esa respuesta de los seguidores en Instagram es una de las cosas que más le interesa a Susana Blasco del proyecto. «Me gusta que cuando nace un nuevo Antihéroe, en los comentarios de las redes sociales la gente les pone nombres como Chinchey Temple, Sergeant Nuts, Shell-y, Queen Eleafabeth, Señor Curruscu, Granny Ranny, Wonder Hangover Woman, Cara Col,  Monsieur Pignon… y así sucesivamente», comenta. El proyecto se hace en cierto modo colectivo, ya que los followers también se inventan historias sobre esos personajes. «Como están hechos con objetos insignificantes y cotidianos, las historias que sugieren suelen tener un punto cómico y los superpoderes son totalmente absurdos», dice. «Creo que el nombre Antihéroes les encaja muy bien».

Nos es inaviable preguntarle a Susana acerca de todo ese inmenso material gráfico de fotografías antiguas, ¿de donde procede? «Desde siempre la fotografía antigua me ha fascinado, pero es desde que estuve viviendo en Londres cuando empecé a acumular un poco obsesivamente este tipo de material», nos explica. «Tengo cajas y cajas llenas de fotografías en blanco y negro, desde tintypes a cabinetcards pasando por álbumes familiares completos». Para Susana Blasco esta recopilación de material funciona «como una especie de rescate», nos dice. «Me suelen interesar las fotos cuanto más viejas, abandonadas y ninguneadas mejor». En su mayoría provienen de mercadillos de distintas ciudades, algunas otras se las envían amigos o se las llevan cuando van de vacaciones, incluso entre esos Antihéores también podemos encontrar algunas de su familia. Ello sin obviar las posibilidades que ofrece el mercado online, «sobre todo ebay», afirma.

Antihéroes retratados por Susana Blasco

El proceso de creación de esos Antihéroes es muy intuitivo y espontáneo. «Generalmente encuentro un objeto que decido usar o un material con el que quiero trabajar y empiezo a probar encima de diferentes fotos hasta que encuentro una con la que salta la chispa», dice. «Esto puede suceder enseguida o puedo pasarme horas probando». Susana nos da un ejemplo. «Para conseguir a la abuelita con la escafandra me pasé horas hasta que conseguí que la burbuja de jabón encajase sobre su cabeza». Aquí nada tiene que ver este con el proceso que sigue para hacer los collages geométricos que es «muchísimo más meditado, preciso y minucioso». Dos proyectos que Susana separa: «Aunque utilice la fotografía antigua como punto de partida de ambos, creo que poco más tienen que ver».

Antihéroes en un autoencargo, un work in progress al que Susana Blasco aún no ha puesto la fecha de fin. A las preguntas de ¿por qué continuar? ¿Qué le aporta este proyecto? Susana responde: «La posibilidad de experimentar y generar conceptos sin necesidad de estar constreñido a un briefing creativo y sus limitaciones». A lo que concluye: «Me parece fundamental ejercitar y dejar fluir las ideas con estos pequeños proyectos paralelos al trabajo real. Para mí son como una especie de gimnasio mental, el patio del recreo».

Antihéroes retratados por Susana Blasco

Antihéroes – Exposición en La Fábrica
Calle Alameda, 9 – Madrid
El lunes 24 de noviembre a las 20.15 h. La Fábrica acoge la  charla de presentación de la exposición de Susana Blasco. La muestra durará 10 días y se encuadra dentro de un ciclo de exposiciones y charlas denominado AUTO y comisariado por Javier Garanto Satué y que giran en torno al autoencargo como pieza clave en el desarrollo creativo.

www.instagram.com/descalza
www.susanablasco.com
www.facebook.com/susana.blasco.01
www.domestika.org/es/courses/21-collage-geometrico-sin-anestesia

Antihéroes retratados por Susana Blasco

  • Serge

    Qué es más importante: ¿la belleza o la originalidad?, yo me quedo con la belleza.

  • Pedro

    No es muy original, a mi me recuerda muchísimo a una ilustradora de Londres que inicio una extentisima serie de collages hacia el 2009…. Julie Cockburn.

  • Mejor así!!

  • Ponedle un enlace a la chica ¿no? Se lo merece ella y su trabajo.
    :)