Álvaro Sobrino: «Estamos ante un caso de malas prácticas por parte de una persona»

Álvaro Sobrino publicó hace unas semanas un artículo en el que denunciaba prácticas poco éticas por parte del Decano del Colegio de Diseñadores de Cataluña, Jesús del Hoyo. Declaraciones que hemos intentado contrastar en ambos lados dada la gravedad de algunas acusaciones. 

Álvaro Sobrino (© Oliver Montiel)

Álvaro Sobrino (© Oliver Montiel)

Imagino que tendrás pruebas, documentos y datos de todo lo que apuntas en tu artículo. ¿Puedes dar cifras, nombres…? Ni Visual ni yo mismo tenemos edad para tirarnos a la piscina si no hay agua… Por supuesto, hay datos y documentos. Esos datos implican a terceros y son los abogados de los diseñadores quienes marcan los tiempos. Hay que entender que estamos hablando de diseñadores que denuncian a una empresa porque han utilizado su trabajo de manera fraudulenta. Todo lo que hemos publicado es con el visto bueno de sus abogados. Cuando se resuelvan las cosas en los juzgados, daremos los datos.

Lo que mencionas en tu artículo está basado en temas morales más que legales. ¿Es un tema de animadversión hacia el Colegio? ¿Es algo personal? No sé si puede haber también consecuencias legales en que un cargo como el de decano (recordemos que es una institución de interés público) realice prácticas que contravienen frontalmente los estatutos del Colegio, que en su artículo 7 define expresamente como uno de sus fines esenciales «promover la protección jurídica adecuada a los trabajos del diseñador gráfico». Pero no nos interesa esa derivada legal, acaso hayan de ser los colegiados quienes se defiendan en ese terreno, pues son los perjudicados directos.
Desde Visual y yo mismo hemos defendido en todo momento que esto no es un asunto que deba afectar al Colegio. Estamos ante un caso de malas prácticas por parte de una persona. Otra cosa sería que el Colegio, en vez de tomar medidas, decida mirar para otro lado o alinearse del lado del decano: entonces sí, afectará a la institución.

¿Ha habido en el pasado más actos similares a este en los que el filo entre lo legal y lo moral han afectado al Colegio? A todos los efectos, el Colegio prácticamente no existe: apenas tiene actividad, no lo digo yo, basta acercarse a su página web, que ni siquiera se actualiza. De vez en cuando aparece una noticia estruendosa en los medios, pero que son fuegos de artificio para que parezca que se hace algo. A primeros de año anunciaron que denunciarían al Ayuntamiento de Barcelona por el concurso de las luces de Navidad. No se ha vuelto a saber nada, ¿habrán puesto la denuncia o era solo ruido? La semana pasada, a bombo y platillo, han anunciado que se desvicunlan de los Premios Laus, lo que huele más a cortina de humo que a otra cosa…

Según lo que cuentas, el decano del Colegio se aprovecha de su cargo para conseguir trabajo o contactos, pero esto no es algo que ocurre con todos los presidentes de asociaciones profesionales. No es inherente el contagio y el aprovechamiento del cargo y entre otras cosas ese es el motivo para que muchos quieran asumir el cargo. Creo que es un mito eso de que ser presidente de una asociación te genera encargos… no sé de nadie a quien le haya pasado. A veces es al contrario. En ADG-FAD, que es el caso que conozco, se organizan concursos restringidos remunerados para empresas o instituciones, el presidente no podría participar aunque quisiera. Es cierto que se hacen contactos, yo no conocía a ningún político catalán y ahora conozco a unos cuantos (para lo que me sirve….). Pero en general, no es una bicoca: dedicas tiempo, inviertes dinero de tu bolsillo, todos los presidentes que han hecho bien su trabajo, al final de su mandato estaban agotados, deseando irse.

No es el mismo caso que nos ocupa. El Colegio es una institución distinta. En el caso del señor Del Hoyo, los diseñadores acuden al Colegio cuando tienen un asunto legal con un cliente. Para alguien que se dedica profesionalmente a hacer peritajes, esa información es dinero. Pero hasta ahí podríamos discutirlo. El problema es cuando su trabajo de perito no es para el diseñador, sino para la empresa denunciada por éste. Éticamente es inaceptable. Y eso sucede.

Parece que el Colegio se desentiende de colaborar con ADG en los Laus. ¿Con una nueva dirección al frente del Colegio se pueden llegar a tender puentes con otras asociaciones? Ya he dicho que es una cortina de humo. Ha costado encontrar una vinculación entre los Laus y el Colegio, no existe. Al final, parece ser que algún año los colegiados han disfrutado de los mismos descuentos en las inscripciones que cualquier otra asociación de profesionales. Y eso es todo. Pero se vende como si el Colegio tuviera una estrecha relación con los Laus, hasta donde yo sé, esa relación no existe.
Más preocupantes son los motivos que argumentan: que los Laus están abiertos a la participación de cualquier interesado y proyecto, y no dirigido en exclusiva a los profesionales del diseño gráfico. En los Laus se premian piezas, no profesionales ni trayectorias (excepto el Laus de Honor). El Colegio querría ser quien repartiera los carnets de profesional para el ejercicio del diseño, pero afortunadamente la ley dice que la colegiación no es obligatoria y que cualquiera puede ejercer la profesión de diseñador.

Por cierto, es verdad que en prensa hemos leído que el Colegio había emitido un comunicado desvinculándose de los Laus… ¿habéis visto ese comunicado en algún sitio? ¿A vosotros os lo han mandado? ¿Está publicado en su web? ¿No os parece un poco raro?

¿Sería un camino la colegiación en España? Parece que no estás muy de acuerdo con la necesidad de un Colegio profesional. 
Yo no creo que la colegiación obligatoria sea buena para la profesión. La Generalitat tampoco lo creyó cuando redactó la ley de creación del Colegio. Desde Europa se limitan cada vez más tanto la existencia como las funciones de los colegios, porque son una traba para la libre circulación de profesionales. Y personalmente creo que la colegiación voluntaria no aporta nada. Pero cada uno puede pensar lo que quiera. Lo que no me parece bien es que se intente aparentar unas ventajas para los colegiados que no existen. La colegiación no es un requerimiento para ningún puesto, no da acceso a nada. Aunque insistan en intentar convencer de lo contrario.

Según nos contó Jesús del Hoyo, había dejado el tema en manos de su abogado, ¿has recibido alguna notificación? ¿La esperas?
Sería muy fácil: basta con que el señor Del Hoyo salga diciendo: ‘es mentira, yo nunca he realizado un peritaje para una empresa y en contra de un diseñador. Nunca he ofrecido a una empresa mis servicios como perito, a partir del conocimiento del caso por mi cargo como decano del Colegio’. No puede decirlo, porque no es verdad. Se mantiene callado para no reconocer que tenemos razón. Para mantener ese silencio se inventa que nos ha denunciado o nos va a denunciar… Víctor, me apuesto contigo un arroz con caracoles a que esa denuncia no se producirá. Entre otras cosas, porque ahí sí, ante un juez nosotros tendríamos que defendernos con toda la documentación que tenemos, con nombres y fechas… se destaparía todo. Y cuidado. Este no es un problema entre el señor Del Hoyo y el señor Sobrino. Este es un problema, muy serio, entre el Colegio y la profesión. Que se puede llevar por delante el Colegio, y no es justo para quienes forman parte y creen en la necesidad de que exista.

¿Algo que añadir? Daros las gracias por contrastar la información. Es una lástima que el señor Del Hoyo mantenga este silencio absurdo mientras el prestigio del Colegio se deteriora… ¿Lo habéis intentado con la vicedecana, a ver si hay más suerte?

Lo intentaremos.

  • df

    “cualquiera puede ejercer la profesión de diseñador”
    Así nos va…