Ahn Sang-Soo: «Érase una vez, las palabras eran estrellas y cuando tuvieron significado cayeron a la Tierra»

Ahn Sang-Soo: «Hace 600 el rey Sejong de Corea diseñó el hangul [alfabeto coreano]. Se diseñó en un rito secreto porque el alfabeto era un intento de independizarse de la influencia de China. Por este motivo tenemos un ‘día nacional’ que conmemora esa fecha»

«Si hay algo natural en el sistema del universo, esto es el cielo y la tierra. La escritura debería ser natural, ¡esto es básico!»

«El hangul contiene: el punto, que es el cielo; el trazo horizontal, que es la tierra; y el trazo vertical, que es el ser humano. Contiene el yin y el yan; las estaciones; los sonidos y la música. El hangul representa la armonía del universo en 14 consonantes y 10 vocales que ofrecen infinitas posibilidades»

«Escribir lo que se quiere sin palabras, eso es lo mejor para el poeta. Ese es mi concepto interesante para la escritura. Érase una vez, las palabras eran estrellas y cuando tuvieron significado cayeron a la tierra»

[Foto: Juan Martínez]